El palo de Oros

El oro está relacionado al elemento fuego. Por tal motivo, está vinculado con todo lo concerniente al poder, el dinero, el éxito y la ambición.
También se asocia con la constancia en pos de los objetivos. Siempre que aparezca este palo en referencia a una persona, estará describiéndola como alguien materialista, con grandes proyectos por delante.
A menudo esto puede significar que se trata de alguien ante quien es preciso tener cuidado, ya que sus ambiciones desmedidas podrán enceguecerlo. Si los oros describen una situación, estará relacionada con la adquisición de bienes materiales, el crecimiento económico y el ascenso en el status social.
Al representar el éxito, particularmente en el campo de lo económico, la aparición de muchos oros juntos significa alcanzar la meta, así como tiempos de abundancia. Las cartas de oro también proponen soluciones rápidas a cualquier tipo de problema que se plantee en la consulta.
Uno de los mensajes más frecuentes de los oros es anunciar períodos de expansión y de concreción de las ideas. Cuando se relaciona con el plano emocional, genera amor, felicidad y correspondencia. Por lo general, cuando estas cartas aparecen al derecho favorecen la vida material del consultante, y cuando salen al revés favorecen su vida afectiva. Se atribuye también a los oros la suerte en todo sentido y la vitalidad física.
En su aspecto negativo, pueden indicar todo aquello que asociamos con las personas materialistas: vanidad, ostentación, soberbia, codicia y toda clase de males que pueden ser interpretados como una advertencia.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *