El hombre Tauro y el amor

tauro y el amor

Cuando descubras que el hombre que te interesa es un Tauro, respira hondo y pregúntate si tienes paciencia para lo que te espera. Se está embarcando en una asociación con una fuerza de la naturaleza.

El Toro es el segundo signo del zodíaco y representa nuestra relación con el mundo material. Un hombre que nace bajo este signo considera los aspectos materiales y las recompensas de todos los proyectos. Siempre está trabajando en uno de dos tipos de proyectos: rentables o potencialmente rentables.

No importa lo que su hombre Tauro esté haciendo, él está pensando en cómo hacer dinero o cómo las finanzas están impactando su mundo cotidiano.

Esto no es una manifestación de codicia, sino una necesidad de certeza sobre a dónde lo está llevando el mundo. Si eres socio de un Toro, su profunda lealtad te incluirá en su gran imagen de hacia dónde te lleva la seguridad financiera.

Los hombres de Tauro son notoriamente consistentes. Esto tiene sus puntos altos y bajos. Puedes confiar en que tu hombre mantendrá la compostura. Cuando cambie su rutina habitual, sabrás que las cosas han cambiado realmente.

La mayor queja sobre los hombres de Tauro es que son aburridos. Repiten patrones diarios hasta el infinito. En el lado positivo, rara vez son frívolas, lo que permite a su pareja asumir un papel más fluido.

Su sólida conexión con la forma en que funciona el mundo es una bendición para la estabilidad a largo plazo de su relación amorosa.

Elegir a un hombre de Tauro como pareja te llevará a una vida de practicidad.

Sepa cómo se lleva el hombre Tauro con una mujer…

Hombre Tauro Mujer Aries

Hombre Tauro Mujer Tauro

Hombre Tauro Mujer Géminis

Hombre Tauro Mujer Cáncer

Hombre Tauro Mujer Leo

Hombre Tauro Mujer Virgo

Hombre Tauro Mujer Libra

Hombre Tauro Mujer Escorpio

Hombre Tauro Mujer Sagitario

Hombre Tauro Mujer Capricornio

Hombre Tauro Mujer Acuario

Hombre Tauro Mujer Piscis

 

El hombre Aries y el Amor

el hombre aries en el amor

Si eres un hombre Aries es posible que no te guste lo que escuchas. O, podrías gritar “¡por fin!” El hombre Aries tiene una visión muy específica, grandiosa y exigente para sus relaciones.

En la vida, él ordena todo lo que le gusta, y esos gustos son muy particulares. Puede que no se dé cuenta subconscientemente de que los seres humanos, impregnados de cosas como la personalidad y el libre albedrío, no pueden conformarse a sus fantasías.

Este hombre prefiere encontrar esa relación de “aguja en el pajar”, el sueño imposible hecho realidad. Cuando lo encuentra, le da hasta la última gota de su ser. Apaga el interruptor egoísta y vierte en el dar. Entonces, ¿por qué haría eso por cualquiera?

El hombre de Aries es muy bueno en tener mucho sexo con muchas personas diferentes, o en ser completamente dedicado a una mujer. Nada en el medio. Es demasiado impaciente para dominar los puntos más finos del cortejo. Ni siquiera se le ocurre.

El hombre Aries es cariñosamente auténtico hasta la médula. Aunque esté saliendo con varias mujeres cuando lo conozcas, te lo dirá sin rodeos. Aunque parezca crudo, su política de libro abierto puede crear un espacio de mayor confianza.

Además, no es que Aries piense que las relaciones son el fin de la vida. Se inquieta, le pica la próxima aventura. Sus ojos deambulan, su imaginación deambula. ¿No hay otra doncella que salvar en alguna parte? ¿Otra posición sexual que no ha intentado?

Sabe que sus deseos pueden ser más de lo que una mujer puede suplir-y no está por encima de ir de compras a unas cuantas tiendas diferentes para completar su lista de compras sexuales.

Para este signo independiente, la soltería es un premio muy apreciado. Es su boleto a la libertad, la aventura, la expresión ilimitada, su acceso a sentirse verdaderamente vivo. Él nunca lo cambiará a menos que realmente crea que una relación proveerá todos esos tesoros y más.

Lo que necesita es una especie de contradicción: una relación que le dé la máxima seguridad y plena libertad para vagar. El hombre Aries está profundamente impulsado por el miedo al abandono, así que eso nunca debería ser un problema entre ustedes.

Una vez que eso está asegurado, se siente seguro para abrir bien los brazos y tirar de la vida hacia él.

Quiere vivir la vida como si fuera un enorme patio de recreo -más bien como un parque de feria de carnaval- en el que pueda pasear, explorar, ganar animales de peluche y disfrutar de un espectáculo de locos.

No podemos dejar de mencionar al Aries Hugh Hefner (fundador de la revista Playboy), que vivía en su Mansión rodeado de modelos medio desnudas todo el día. ¿A quién le importa si nadie más vive así? Eso sólo lo hace más atractivo para Aries.

Si quieres estar con Aries a largo plazo, tendrás que adoptar su estilo de vida. ¿Significa eso que quiere que todo sea como él quiere? Bueno, todo lo que le importa a él.

Conocemos toneladas de hombres de Aries que están en relaciones a largo plazo, incluso casados, pero que viven en hogares separados de sus parejas. Algunos incluso tienen relaciones abiertas, o alguna necesidad que requiere un “entendimiento” entre ustedes.

El hombre Aries es un líder natural, así que si quiere tener hijos, se enorgullece de ser el jefe de la familia. Hay una pizca de chovinismo en esto, una sensación de que uno podría ser arrojado a los papeles del tradicional marido y mujer. Por supuesto, nunca dormirás en camas separadas.

La mayoría de las veces será para mostrar, otra parte del pavo real con la que tendrás que lidiar. Aunque no tengas hijos, siempre habrá un tercer miembro muy importante de tu hogar: su pene.

El hombre Aries está increíblemente orgulloso y fascinado de todo lo que puede hacer. Y será mejor que tú también lo estés. Generalmente hay mucho que apreciar allí, de todos modos. Será obvio cuando lo conozcas que él lo sabe.

Cuando el hombre Aries ama, se aferra con fuerza. Esto puede convertirlo en un tirano que dirige su casa como un general de cuatro estrellas. Él quiere que sus hijos tengan éxito y les exigirá altos estándares, aunque también los malcría ridículamente. No siempre será una relación fácil.

Podría haber episodios de gritos, lágrimas, objetos lanzados y puertas cerradas de golpe con tu príncipe guerrero. Puede llevarte al borde de un colapso mental. Pero como nuestro tío Aries dijo una vez: “Si no puedes pelear con alguien, no puedes amarlo”.

Por cada vaso de vino roto o fusión hiperventilante, habrá sexo apasionado, una intimidad y una devoción sin igual tan poderosa que te dejará sin aliento. Juntos, escribirán esta inolvidable historia de amor con sangre, sudor y lágrimas, cada gota que haya en ustedes.

Signo Aries

 

George Clooney nació el día 6 de Mayo

Tauro ascendente Piscis

George Clooney es del signo Tauro con ascendente Piscis.

Día de nacimiento: 6 de Mayo
Lugar: Kentucky, USA
Signo del Zodíaco: Tauro
Ascendente Tauro ascendente Piscis
Animal horóscopo chino: Búfalo
Mix: Búfalo Tauro
 

George Timothy Clooney nació el 6 de mayo de 1961 en Lexington, Kentucky, su madre Nina Bruce (de soltera Warren), una ex reina del concurso de belleza, y su padre Nick Clooney, un ex presentador y presentador de televisión (que también era hermano de la cantante Rosemary Clooney). Tiene ascendencia irlandesa, inglesa y alemana. Clooney pasó la mayor parte de su juventud en Ohio y Kentucky, y se graduó de Augusta High School. Era muy activo en deportes como el baloncesto y el béisbol, y probó para los Rojos de Cincinnati, pero no le ofrecieron un contrato.

Después de que su primo, Miguel Ferrer, le consiguió un pequeño papel en un largometraje, Clooney comenzó a actuar. Su primer papel importante fue en la comedia E/R (1984) como “Dr. Doug Ross”. Poco después se sucedieron otros papeles, entre ellos “George Burnett”, el guapo manitas de Los hechos de la vida (1979); “Booker Brooks”, supervisor de Roseanne (1988); y “Detective James Falconer” de Hermanas (1991). Clooney tuvo su gran avance cuando fue elegido como “Dr. Doug Ross” en la premiada serie de teatro Urgencias (1994), junto a Anthony Edwards, Noah Wyle y Julianna Margulies.

Durante el rodaje de “ER”, Clooney protagonizó varios papeles cinematográficos de alto nivel, como Abierto hasta el amanecer (1996), de Robert Rodriguez, y Un día inolvidable (1996), junto a Michelle Pfeiffer. En 1997, Clooney asumió el papel de “Batman” en Batman y Robin de Joel Schumacher (1997). La película tuvo un éxito moderado en la taquilla, pero fue criticada por los críticos, especialmente por el traje de murciélago cargado de pezones. Clooney fue protagonista de Un romance muy peligroso (1998), de Steven Soderbergh, La delgada línea roja (1998), de Terrence Malick, y Tres reyes (1999), de David O. Russell.

En 1999, Clooney dejó “ER” (aunque regresaría para el final de la temporada) y apareció en varias películas, entre ellas O Brother! (2000), La tormenta perfecta (2000) y Ocean’s Eleven: Hagan juego (2001). Colaborando una vez más con Steven Soderbergh, “Ocean’s Eleven” recibió elogios de la crítica, ganó más de 450 millones de dólares en taquilla y dio lugar a dos secuelas: Ocean’s Twelve: Uno más entra en juego (2004) y Ocean’s 13 (2007).

En 2002, Clooney debutó como director con Confesiones de una mente peligrosa (2002), una adaptación de la autobiografía del productor de televisión Chuck Barris. Esta fue la primera película bajo la bandera de “Section Eight Productions”, una compañía de producción que fundó con Steven Soderbergh. La compañía también produjo muchas películas aclamadas, incluyendo Lejos del cielo (2002), Syriana (2005), A Scanner Darkly (2006), y Buenas noches, y buena suerte. (2005). Clooney ganó su primer Oscar al Mejor Actor Secundario en “Syriana”, y fue nominado a Mejor Director y Mejor Guión Original por “Good Night, and Good Luck”.

En 2006, la “Sección Ocho” fue cerrada para que Soderbergh pudiera concentrarse en la dirección, y Clooney fundó una nueva compañía de producción, “Smokehouse Productions”, con su amigo y socio de negocios de muchos años, Grant Heslov.

Clooney produjo y protagonizó Michael Clayton (2007) (que le valió una nominación al Oscar al Mejor Actor), dirigió y protagonizó Ella es el partido (2008), y protagonizó Quemar después de leer (2008), Los hombres que miraban fijamente a las cabras (2009), Fantástico Sr. Fox (2009), y Jason Reitman’s Up in the Air (2009). Clooney recibió elogios de la crítica por su actuación en “Up in the Air” y fue nominado para varios premios, incluyendo un Globo de Oro y un Oscar.

No ganó ese año, pero se llevó a casa los dos premios al mejor actor (así como innumerables nominaciones) por su papel de padre que descubre que su esposa le fue infiel mientras estaba en coma en Los descendientes (2011) de Alexander Payne. A lo largo de su carrera, Clooney ha sido aclamado por su activismo político y su trabajo humanitario. Ha sido uno de los “Mensajeros de la Paz de las Naciones Unidas” desde 2008, ha sido defensor del conflicto de Darfur y ha organizado el telemaratón “Esperanza para Haití”, para recaudar fondos para las víctimas del terremoto de 2010. En marzo de 2012, Clooney fue arrestado por desobediencia civil mientras protestaba en la embajada sudanesa en Washington, D.C.

Clooney estuvo casado con la actriz Talia Balsam, desde 1989 hasta 1993. Después del divorcio, juró que no volvería a casarse. En 2014, se casó con la abogada y activista Amal Clooney.

 

Características de los los tránsitos de Plutón

En la carta astral, Plutón se ha utilizado para indicar las motivaciones o los impulsos inconscientes de toda una generación, así como la forma en la que estos impulsos pueden llegar a afectar a las personas nacidas durante un cierto período de tiempo. También se ha utilizado para comprobar cuánta necesidad puede tener una persona de manipular o de controlar las experiencias de la vida o sus relaciones con la gente.

La causa encubierta para intentar controlar estos deseos es la de una necesidad de sentirse «a salvo». Las personas que experimentan una gran necesidad de controlar a los demás, así como aquellas que llevan un estilo de vida caracterizado por la manipulación, normalmente suelen ser personas a las que educaron en la necesidad de crearse un entorno en el que pudieran sentirse a salvo.

A veces, estas ideas se hallan estrechamente vinculadas a las imágenes creadas en el inconsciente colectivo, tal y como describía Jung. Básicamente, esta teoría rejuvenece las imágenes psíquicas o míticas de las distintas sociedades que forman nuestros diversos pasados.

Puesto que, en la actualidad, las sociedades contemporáneas distan mucho de aceptar imágenes universales, algunas personas experimentan una gran necesidad de establecer controles o prohibiciones en su entono exterior con el fin de tener alguna opinión con respecto a lo que está sucediendo a un nivel mítico y oculto.

Con frecuencia tendemos a reprimir nuestros sueños. El simbolismo religioso contemporáneo tiene muy pocas salidas; nuestro simbolismo filosófico, mítico o religioso se halla cubierto por una perspectiva realmente pragmática.

Nosotros, como especie, casi nos hemos olvidado de que somos una especie. Tras muchos años de olvido, y con la ayuda de la obra de Jung, muchas de las personas dedicadas a la psicología o a las religiones comparadas están volviendo a despertar el interés en temas tales como los sueños, la intuición o el mundo del alma.

Por una parte, racionalmente, todos comprendemos que no podemos poseer ningún control sobre el futuro y, no obstante, seguimos procurando controlar nuestro futuro asegurando nuestros vínculos e intentando sentirnos a salvo siempre que nos entregamos a una nueva relación.

Qué ironía; lo sabemos y, sin embargo, no nos lo creemos. Esto me recuerda a aquellas personas que calumnian a la astrología, pero que no dudan en acudir a un astrólogo en cuanto tienen el más mínimo problema. Todos necesitamos seguir adelante pero, sin embargo, no parecemos demasiado dispuestos a renunciar a nuestro pasado.

Los tránsitos de Plutón nos ayudan precisamente a hacer esto. Nos ayudan, o más bien nos fuerzan, a abandonar lo que ya no necesitamos. Parece ser que los planetas recién descubiertos (Urano, Neptuno y Plutón) nos ayudan a desarrollar una conciencia mucho más universal.

Es como si estos planetas hubieran esperado a que el mundo se volviera más complicado para ser descubiertos. Los astrólogos con tendencias espirituales afirman que estamos entrando en la era de Acuario, que estamos desarrollando una mayor comprensión y una conciencia más elevada que aquellos que nos precedieron.

De ser así, entonces es como si los planetas generacionales nos proporcionaran la energía y el impulso necesarios para ayudarnos a aumentar nuestra conciencia para poder convivir con distintas clases de gente y de situaciones en un planeta que se está quedando cada vez más y más pequeño, a causa del cambio provocado por la tecnología moderna. Hace muchas generaciones, era posible vivir y morir en una pequeña ciudad sin haber llegado a entrar en contacto con un universo más amplio.

En la actualidad, este aislamiento ha dejado de ser posible y, si podéis leer un periódico o disponéis de un aparato de televisión, de repente tomaréis conciencia de la cantidad de situaciones y de personas con las que probablemente jamás entraréis en contacto.

Esto requiere una gran dosis de tolerancia, puesto que debemos enfrentarnos a personas cuya cultura y hábitos de vida son muy diferentes a los nuestros. La separación de las culturas es cada vez menor y se va acercando el momento en el que todos hablaremos un mismo idioma. El tránsito de los planetas exteriores, aunque de forma distinta, nos empuja a cada uno de nosotros a mostrarnos más abiertos al cambio.

¡Estos cambios no significan que el mundo vaya a volverse más amistoso ni más maduro en los próximos veinte años! Pero, a medida que aprendemos a superar nuestras necesidades de control y a confiar en nuestra intuición, también nos vamos dando cuenta de que cada vez es menos necesario que levantemos unas barreras que, aparentemente, sirven para protegernos.

Si no queremos extinguirnos como los dinosaurios, tenemos que aprender a cambiar con el mundo y aquellos que no puedan, o no quieran hacerlo, se convertirán en auténticas reliquias. Plutón nos invita a cambiar, a olvidar el pasado y a aceptar la transformación que se nos brinda. Es posible que este cambio no sea universal, pero ciertamente podrá ser muy significativo.

Plutón en tránsito

 

Plutón en tránsito

tránsitos de Plutón

Plutón, imagen NASA.


Plutón se mueve muy lentamente, aunque durante estos últimos años ha estado adquiriendo velocidad y, ahora, las personas experimentan los ciclos de Plutón a una edad mucho más temprana de lo que lo hacían antes.
Características de los los tránsitos de Plutón

Los tránsitos Plutón Sol

Los tránsitos Plutón Luna

Los tránsitos Plutón Mercurio

Los tránsitos Plutón Venus

Los tránsitos Plutón Marte

Los tránsitos Plutón Júpiter

Los tránsitos Plutón Saturno

Los tránsitos Plutón Urano

Los tránsitos Plutón Plutón

 

¿Cómo elegir la mejor fecha para una operación quirúrgica?

salud y astrología
La Astrología puede servirnos como herramienta a la hora de revisar nuestra salud o de planificar una cirugía.
Los tránsitos lunares indican momentos más o menos adecuados para el éxito de una operación. Tome nota:

Fechas propicias para una cirugía:

• Luna Nueva: Planear una operación cinco días antes o después de la Luna Nueva, porque los niveles de los fluidos están en su punto más bajo y hay una menor probabilidad de hinchazón.
• Luna en signos fijos (Tauro, Leo, Escorpio y Acuario): Someterse a una cirugía u operación cuando la Luna está situada en un signo fijo como Tauro, Leo, Escorpio y Acuario, ayuda a que la cirugía transcurra sin problemas, eficazmente y la mano del cirujano esté más estable.
• Luna en sextil o trígono (60°-120°) a Venus, Marte o Júpiter: La cirugía se realiza sin problemas si la Luna está en sextil o trígono a Venus, Marte o Júpiter con respecto
a la carta natal, en progresación o en tránsito.
• Venus en Tauro, Cáncer, Libra o Piscis: para procedimientos cosméticos es preferible que esté Venus en Tauro, Cáncer, Libra o Piscis.

Fechas NO propicias para una cirugía:

• Luna Llena: no programar una operación o cirugía durante los cinco días antes o después de la Luna Llena, ya que los fluidos corporales en este momento están en su punto más alto y podrían causarse inflamaciones, hemorragias o problemas sépticos.
• Luna en Void of Course: evitar los días cuando la Luna está en Void of Course (VOC refiere a la condición de la Luna entre el momento en que realizó el último de los principales aspectos con otro planeta en su signo actual y el momento de entrar en el signo siguiente). La regla básica es que si queremos tener éxito debemos evitar los VOC a toda costa, ya que existe la posibilidad de que la operación no pueda realizarse satisfactoriamente, o puede resultar
en que tengamos que hacernos una operación adicional.
• Luna en signo mutable (Virgo, Piscis, Géminis y Sagitario): evitar los tránsitos de la Luna por un signo mutable como Virgo, Piscis, Géminis y Sagitario.
• Luna transitando 17° al Sol, la Luna o Marte: evitar la cirugía cuando la Luna está alrededor de los 17° grados en tránsito al Sol, la Luna o Marte en la Carta Natal.
• Luna en cuadratura, oposición o conjunción al Sol natal o en tránsito con Marte o Saturno: evitar la cirugía u operación cuando la Luna está en cuadratura, opuesta o en conjunción con el Sol natal o en tránsito con Marte o Saturno. Marte en especial puede causar pérdida de sangre y la inflamación, mientras que Saturno puede producir nuevas complicaciones.
• Venus en Aries, Virgo o Escorpio: para procedimientos cosméticos, evitar el tránsito de Venus en Aries, Virgo o Escorpio.
• Marte o Mercurio retrógrado: por último, evitar la operación cuando están Marte o Mercurio retrógrado. Mercurio retrógrado puede causar confusiones al cirujano y los equipos electrónicos, y Marte retrógrado no es fructífero para las cirugías o la manipulación de los instrumentos quirúrgicos.

Volver a Astrología y Salud

 

Casa VI, la Casa de la salud

la sexta casa astrológica y la salud
La Casa VI conocida como la Casa de Virgo, se relaciona directamente con nuestra salud. El signo de la cúspide de esta casa y los planetas situados en ella indican el tipo de enfermedades que podrían surgir.
Según la mayoría de los astrólogos, como esta casa también está vinculada con el trabajo, algunos planetas, como Saturno, pueden indicar que se podría experimentar alguna enfermedad crónica desempeñando, por ejemplo, la profesión de enfermera. Si no hay planetas en la casa sexta, se debe mirar el regente de la casa. Si posee alguno de estos planetas en la Casa VI, tome nota:

El Sol

Vitalidad y crecimiento. El Sol indica propensión a las enfermedades asociadas con las correlaciones fisiológicas de su signo, estando vinculado con estados de calentura, fiebres y con el corazón. El Sol en la casa sexta indica una constitución fuerte.

La Luna

Relacionado al equilibrio de fluidos dentro del cuerpo, procesos fisiológicos, embarazo y problemas ginecológicos, especialmente los transmitidos por la línea matriarcal. La Luna en la casa sexta sugiere que una enfermedad puede ser psicosomática.

Mercurio

El sistema nervioso y problemas surgidos de un exceso de estimulación mental o de preocupación.

Venus

Los ríñones y la retención de fluidos. Su ubicación en un signo puede indicar dolencias causadas por la autoindul-gencia, enfermedades venéreas o miasmas (influencias sutiles) transmitidas por línea familiar.

Marte

Está conectado con todos los estados calientes, febriles, y con las erupciones; con picaduras y mordeduras y con la cirugía. Marte puede indicar falta de coordinación y propensión a los accidentes causados por la impaciencia o el exceso de trabajo.

Júpiter

Está relacionado con el hígado y problemas surgidos de la autoindulgen-cia, y con estados de crecimiento excesivo como los tumores. Júpiter en la sexta casa apunta hacia condiciones surgidas del abuso o del mal uso del cuerpo en una vida anterior.

Quirón

Se relaciona con las heridas kármicas, enfermedades hereditarias y aquellas que requieren integración.

Saturno

Principio conector que atañe a los huesos y a la piel. Asociado con las enfermedades crónicas, este depresivo planeta tiene el efecto de ralentizar las cosas, produciendo bloqueos, mal funcionamiento y cristalizador,. Saturno en la sexta casa puede indicar que la persona se preocupa crónicamente por su salud, y enfermedades surgidas de actitudes y emociones profundamente enraizadas.

Urano

Accidentes, tensión nerviosa y funcionamiento errático. Urano puede indicar que los circuitos eléctricos del cuerpo se activan innecesariamente. Son probables los sucesos repentinos, como una ruptura o hemorragia.

Neptuno

Vinculado con adicciones de todo tipo y conectado con enfermedades debilitantes, alergias, falta de energía y alteraciones psiquiátricas. Las enfermedades neptunianas raras veces son evidentes. Muchas surgen del exceso de sensibilidad y el mejor modo de tratarlas es con la homeopatía.

Plutón

Asuntos relacionados con los sistemas reproductor y excretos; también puede apuntar a lo relacionado con las fobias y enfermedades kármicas. La causa de la enfermedad puede ser la tensión subyacente.

Volver a Astrología y Salud

 

Los elementos y la salud

Los elementos y la salud
Cada uno de los 12 signos zodiacales representa un elemento (aire, tierra, fuego o agua) y el hecho de que predomine uno por sobre los otros en nuestra Carta Astral indicará ciertos rasgos de nuestra salud y enfermedades.

El elemento Fuego

(signos de Aries, Leo, Sagitario)
Está asociado con la temperatura y el principio calórico-dinamizador del sistema circulatorio. Las enfermedades simbolizadas por este elemento son de aparición o de recuperación rápida. Y las personas en cuya carta astral domina el elemento Fuego, intentan ignorar la propia enfermedad y desatienden sus claros síntomas, que pueden evolucionar negativamente creando trastornos importantes.
Paradójicamente, estas personas se suelen mostrar muy activas, tomando iniciativas decididas con respecto a la enfermedad de quienes están próximos a ellas.

El elemento Tierra

(signos de Tauro, Virgo, Capricornio) Simboliza solidez, masa y peso, asociados con la materia física que sustenta y da forma al cuerpo. Este elemento representa enfermedades arraigadas especialmente somáticas y/o de recuperación lenta. Y las personas que tienen dominante el elemento Tierra, sienten los trastornos con intensidad y buscan resolverlos mediante terapias concretas. Habitualmente muestran una gran resistencia física, lo que les permite superar la enfermedad exitosamente y sin recaídas posteriores.

El elemento Aire

(signos de Géminis, Libra, Acuario) Simboliza gasificación y movimiento, asociado con la mente y el sistema nervioso que percibe y comunica. Las enfermedades conectadas con este elemento están muy relacionadas con aspectos mentales, y los trastornos suelen ser de corta duración pero frecuentes. Y quienes tienen este elemento dominante en su tema natal, adoptan una actitud intelectual ante la enfermedad, estudiando y preguntado, para intentar entender mediante el razonamiento lógico lo que les está pasando.

El elemento Agua

(signos de Cáncer, Escorpio, Piscis) Simboliza fluidez y cohesión, y está relacionado con el principio que suaviza, refresca, da calidez o nutre, a través de las glándulas secretoras y membranas mucosas. Las enfermedades vinculadas a este elemento presentan aspectos psicosomáticos que acostumbran a estar directamente conectadas con estados emocionales. Y quienes tienen el elemento Agua dominante, se muestran impresionables e inquietos ante los síntomas de la enfermedad, y son particularmente sensibles a las opiniones de médicos, terapeutas y otras personas de su entorno.

Volver a Astrología y Salud

 

Signos del Zodiaco y anatomía

anatomía y signos del zodiaco
Según cita el astrólogo Andrew Thompson, la tradición astrológica atribuye una correspondencia anatómica para cada signo zodiacal.

A pesar de esta aparente simplicidad, enseguida podemos reconocer cómo las partes del cuerpo regidas por cada signo señalan zonas sensibles relacionadas con nuestro Sol o con nuestro Ascendente, que son más susceptibles de trastornos cuando hay un desequilibrio energético.

La correspondencia zodiacal con la anatomía sigue un patrón muy simple, pues se inicia en la cabeza con Aries y va descendiendo hasta llegar a los pies regidos por Piscis, y conocerla puede ser de utilidad, para poner la atención y cuidar esas partes sensibles.

Las regencias anatómicas más consensuadas que rigen los signos son:

• ARIES: Cabeza. Cara. Ojos. Cerebro.
• TAURO: Garganta. Nuca. Cerebelo. Mandíbula inferior. Paladar.
• GÉMINIS: Pulmones. Hombros. Brazos. Manos. Nervios.
• CÁNCER: Estómago. Pecho. Senos.
• LEO: Corazón. Columna vertebral. Espalda.
• VIRGO: Intestino delgado. Abdomen.
• LIBRA: Ríñones. Vejiga. Región lumbar.
• ESCORPIO: Órganos genitales. Intestino grueso. Ano. Nariz.
• SAGITARIO: Caderas. Muslos. Nalgas.
• CAPRICORNIO: Articulaciones (rodillas en especial). Piel. Cabellos. Huesos.
• ACUARIO: Pantorrillas. Tobillos.
• PISCIS: Pies.

Volver a Astrología y Salud

 

Astrología y Salud

¿Es posible predecir problemas de salud a través de la Astrología?

la astrología y nuestra salud
A partir de nuestra fecha y hora de nacimiento, la Carta Astral de un individuo expresa las características de su personalidad, tanto las que están latentes como las que ya manifiesta, su apariencia física, su destino, su salud y toda su vida en general.
¿Es posible ver la salud de una persona? La ciencia astrológica nos permite leer en los símbolos celestes el estado de salud y las tendencias enfermizas de la persona. El astrólogo al interpretar el tema natal, puede evaluar cuales son las partes del cuerpo más expuestas a contraer enfermedades y qué fuerza de resistencia se tiene, pudiendo por lo tanto ayudar a establecer un diagnóstico.
La Astrología Médica nos ofrece la posibilidad de conocer el estado de salud de la persona y mediante las progresiones y tránsitos, se pueden situar en el tiempo sus estados enfermizos, pudiendo hallar la fecha de una cirugía, o de una curación. De esta manera un médico astrólogo pudiera, mediante un tratamiento preventivo, evitar que la enfermedad de un paciente adquiriera matices más graves.

Signos y anatomía

Los elementos y la salud

Casa VI, la Casa de la salud

¿Cómo elegir la mejor fecha para una operación quirúrgica?