Aries y Libra

Signos opuestos y complementarios

aries y libra
Normalmente, se dice que los opuestos se atraen tanto como se rechazan. También se dice que los motivos por los que se repelen, se oponen o se rechazan son casi siempre los mismos que los que los hacen sentir una atracción extrema.

Antinomia entre los nativos de Aries y Libra

Resulta relativamente fácil observar una irrefrenable oposición cuando vemos juntos a un nativo de Aries y a otro de Libra, cuyas dialécticas, motivaciones y modos de actuar parecen totalmente distintos, incluso extraños uno respecto al otro, al menos si les juzgamos por sus actos y hechos. Por ejemplo, se sabe que el nativo de Aries es más bien impulsivo y activo, mientras que el de Libra tenderá a ser contemplativo y pasivo.

Resumiendo, se puede decir que ahí donde el nativo de Aries empieza a actuar de inmediato, empujado por una necesidad o un deseo irreprimible de intervenir en el curso de los acontecimientos y dejar su huella, el de Libra reflexiona, analiza los pros y los contras y, a menudo, renuncia a intervenir, por miedo a perturbar un equilibrio o un orden establecido.

Por eso, puede ocurrir que un nativo de Aries, sin quererlo, atormente o trastorne -con sus entusiasmos intempestivos, su impaciencia, su falta de tacto y de delicadeza— el sentido innato del orden, del compromiso, de la armonía, del momento adecuado que hará que un nativo de Libra jamás tome partido de una forma definitiva, o lo tome como último recurso, después de haber sabido esperar, comprender y realizar la mejor elección posible, o bien porque no había otra solución y las circunstancias le obligan a zanjar la cuestión.

Asimismo, a un nativo de Aries pueden ponerle muy nervioso, incluso irritado, las demoras de un nativo de Libra, cuando siente o sabe que para obtener lo que quiere, hacer lo que debe o, simplemente, vivir, sólo haría falta tomar una decisión, decidirse con firmeza y valentía, imponer sus propias condiciones sin tener en cuenta a los demás ni las circunstancias. Como vemos, se trata de actitudes claramente opuestas, que pueden hacer que el nativo de Aries y el de Libra, cuando ambos acusan muchas de las características de estos signos, sino como personas hostiles, que al menos se vean como extraños, porque no tienen en absoluto las mismas concepciones y sus estilos de vida son totalmente diferentes.

Atracción entre los nativos de Aries y Libra

Simplificando un poco, todo parece oponer a los nativos de Aries y de Libra, tanto en el fondo como en la forma; sin embargo, cada uno de ellos puede también sentirse atraído, fascinado por las actitudes del otro, incluso envidiar su comportamiento, más o menos de forma consciente.

Y hasta tal punto es así que el nativo de Aries llega a imitar al de Libra desarrollando el aspecto moral de su carácter, compensando su temperamento impulsivo, impaciente y violento, que le empuja a actuar sin tener en cuenta el contexto en que se encuentra, y sin tener en consideración las necesidades de los demás. Así pues, puede identificarse con el sentido profundo de la justicia, que se supone que es innata en el nativo de Libra, y convertirse él mismo en un justiciero. Y las actitudes veleidosas y extremadamente audaces, o el carácter entusiasta, visionario y luchador del nativo de Aries, a veces fascinan profundamente al nativo de Libra. El comportamiento del personaje creado por Miguel de Cervantes, nacido bajo el signo de Libra, el 8 de octubre de 1547, Don Quijote de la Mancha, es un buen ejemplo de ello.

En efecto, aunque Cervantes poseía muchas cualidades propias del signo Libra, la conjunción Mercurio-Venus-Marte que se encuentra en este signo en su carta astral indica un importante componente marciano (Marte es el regente del signo Aries), que observamos en los actos y reacciones de su héroe.

Por eso, Don Quijote actúa y se comporta más como un nativo de Aries que uno de Libra. Y aunque sus aventuras también ponen de relieve tales características, por una parte, en analogía con Saturno en Sagitario en la carta astral de Cervantes (el desafío, la misión que cumplir, el viaje por las regiones lejanas y desconocidas) y, por otra parte, con Júpiter en Piscis (la falta de discernimiento, la lucha desesperada), sobre todo reconocemos en él este amor por Dulcinea, que gira en torno a una idea fija, esta ciega determinación por luchar solo contra un ejército de gigantes (formado por molinos de viento), esta locura que le ofusca y le empuja a alcanzar su objetivo a cualquier precio, totalmente característicos de los excesos a los que un nativo de Libra no sucumbe jamás, pero que un nativo de Aries puede llevar dentro.

Finalmente, a título anecdótico, señalemos que, en la adaptación francesa de la comedia musical El hombre de La Mancha, Jacques Brel, nacido un 8 de abril bajo el signo Aries, era quien encarnaba al personaje de Don Quijote.

Las características opuestas y complementarias de los signos Aries y Libra

AriesLibra
Actuar sin demora, pasar a la acciónEsperar, elegir el mejor momento para actuar
Provocar o crear los acontecimientosDejar que los acontecimientos sigan su curso o dejarse guiar por ellos
Fogosidad, pasión, impacienciaFlema, calma, expectativa
Valor; audacia, heroísmoEstoicismo, prudencia, prevención
Reacciones violentas y coléricasDecisiones implacables, reflexivas
Necesidad de admiración y de antagonismoNecesidad de gustar y de armonía
Entusiasmo ofuscado, a veces visionarioEspíritu crítico y a veces presciencia
Emprender, iniciar, guiarColaborar, formar, seguir
Independencia, determinación, firmezaDependencia, vacilación, «influenciabilidad»
Individualismo, agresividad, combatividadSentido innato para compartir, ponderación

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *