Cáncer y Capricornio

Signos opuestos y complementarios

Las características que distinguen, diferencian u oponen a estos dos signos resultan tan evidentes, que no sólo se convierten en una mutua y complementaria atracción sino que a veces también acaban confundiéndose, a excepción de algunos matices. De tal manera, suele ocurrir que un nativo de Cáncer adopte rasgos del comportamiento o de las actitudes de un nativo de Capricornio, y a la inversa. Además, en las parejas del zodíaco, la alianza Cáncer-Capricornio seguramente es la más frecuente y, por consiguiente, la más representativa de los opuestos que se «complementan» perfectamente.

Antinomia entre Cáncer y Capricornio

Aunque no hayamos hecho esta precisión hasta el momento, es obvio que un signo nunca es más importante que otro. En el zodíaco, los signos y todas sus características, algunas de las cuales son antinómicas, se armonizan y se equilibran, exactamente igual que en la naturaleza y en la vida, de la que el zodíaco es una representación. Por eso, por lo que se refiere a Cáncer y a Capricornio, el primero no ejerce ninguna influencia sobre el segundo, aunque le preceda en el orden de aparición de los signos en el sentido inverso a las manecillas del reloj. Habríamos podido poner perfectamente el signo Capricornio primero y el de Cáncer después; pues, al hablar de los mismos,
no concedemos a uno más importancia que a otro, ni creemos que vale más ser nativo de uno que de otro. No se trata de querer ser diferentes de lo que somos, sino de comprender cómo somos para intentar ser nosotros mismos, en la medida que ello resulte posible. Ahora bien, justamente la actitud reservada es un principio activo en los nativos de Cáncer y de Capricornio. En el primero adopta una forma digamos infantil e inmadura, mientras que en el segundo es más bien adulta y madura. Sin embargo, Cáncer es un signo lleno de gracia, liviandad, sueño y poesía; mientras que Capricornio tiene la fama de ser austero, frío, grave, riguroso, con una lucidez racional y un espíritu lógico. El uno nos sumerge en la dulzura, la ternura, la sensualidad y las emociones maternales. El otro nos enfrenta a la dureza moral, al ascetismo y al rechazo a dejarse llevar por la emoción. Se trata, pues, de cualidades muy contrastadas y no se entiende cómo pueden resultar complementarias.

Atracción entre Cáncer y Capricornio

Y sin embargo lo son. Y nos damos cuenta gracias a los regentes de ambos signos. En efecto, la Luna, que rige en Cáncer, es una representación de la sensibilidad y la feminidad, mientras que Saturno, regente de Capricornio, tiene que ver con la razón y la entereza. Pero sensibilidad y entereza están lejos de ser cualidades incompatibles. La una puede inspirar a la otra, e incluso diríamos que debe hacerlo, para dar lo mejor de sí, manifestarse y realizarse en un ser. Por eso, un nativo de Cáncer suele envidiar la entereza y el dominio de sí mismo que tiene un nativo de Capricornio, y al revés, un nativo de Capricornio, cuya madurez precoz es una segunda naturaleza, y que ha sido -o lo está- privado de su infancia, envidia también la despreocupación, la fantasía y la sensibilidad de un nativo de Cáncer. Aunque en realidad ambos son igualmente frágiles. En el nativo de Cáncer es reconocible porque se refugia a menudo en su pasado, tiende a ser hogareño, conservador y proteccionista, parece incluso querer parar el paso del tiempo, cultiva una especie de recogimiento sobre sí mismo para protegerse del mundo, de la vida, de los demás y del futuro, elementos que son motivo de angustia para él. Ocurre menos con el nativo Capricornio, que parece inquebrantable y cuya sangre fría sorprende o a veces choca, aunque también tiende al mismo recogimiento en sí mismo, simplemente porque sólo confía en él, y, al hacerlo, esconde, aunque también traiciona, una fragilidad interior. Así pues, ambos nativos comparten la elaboración de un complejo sistema de autodefensa: el primero apoyándose en valores tradicionales o seres sólidos, y el segundo yendo a lo suyo y aprendiendo de su experiencia.
Para ilustrar nuestras palabras, hemos elegido la carta astral de Ava Gardner, una de las estrellas de Hollywood que hizo correr ríos de tinta. Nació un 24 de diciembre bajo el signo Capricornio y con el ascendente situado en el signo Cáncer. Al observar su carta astral, nos damos cuenta de que Saturno, el regente de su signo, situado en Libra y en la Casa IV -en analogía con el signo Cáncer, que es el cuarto signo del zodíaco-, se halla en una posición bastante mala, sobre todo porque se encuentra con una cuadratura de Mercurio en Capricornio.
Fijémonos en la oposición entre Mercurio en Capricornio y Plutón en Cáncer. Indica una tensión mental, una curiosidad insaciable, consecuencia de una profunda insatisfacción que a veces provoca malas actuaciones. Por eso, se puede decir que todas las cualidades de entereza, lógica y lucidez de Capricornio se ven coaccionadas, ocultas e inhibidas en beneficio de valores lunares. En efecto, la Luna, regente del ascendente Cáncer, se encuentra en una posición reforzada o intensificada en Piscis (emociones intensas, extrema feminidad), en conjunción con Urano (extrema volubilidad, permisividad), en trígono con Plutón en Cáncer (gran capacidad de seducción), en trígono con Júpiter en Escorpio (sensualidad natural, personalidad atractiva).

Las características opuestas y complementarias de los signos Cáncer y Capricornio

CáncerCapricornio
Dulzura, ternura, delicadeza.Dureza, frialdad, rigidez.
Naturaleza soñadora e indolente.Lucidez y autodisciplina
Tendencia a apoyarse en los demásTendencia a contar sólo consigo mismo.
Miedo al futuro, nostalgia del pasadoOrganización del presente, ambición a largo plazo
Sensibilidad, abandono, imaginación.Espíritu lógico, dominio de sí mismo, racionalismo
Carácter hogareño, necesidad de confort.Carácter introvertido, austero, ascético.
Optimismo ingenuo, falta de sangre fría,
premoniciones.
Pesimismo, prudencia, escepticismo.
Estados de ánimo y humores cambiantes, angustias

irracionales.

Orgullo, rechazo de las debilidades, gran capacidad de

discernimiento.

Creatividad, obstinación tenaz.Sensatez, perseverancia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *