El Sol

El Sol: el yo
Piense en la playa, los cielos azules, la luz del sol brillando en la are­na blanca. El Sol es la esencia y la energía de la vida, la manifestación de la voluntad, el poder y el deseo. Representa el yo, la individualidad, el principio yang o masculino, y es la confianza que nos permite enfrentarnos a los desafíos y expandir nuestras vidas. El Sol representa las capaci­dades creativas de la persona Y el estado general de su salud física.

El Sol abarca el principio de la paternidad en una carta, simboliza el padre natural de la persona Y el marido en el caso de una mujer. Como regente natural de la casa quinta, rige a los niños en general y al primogénito en especial.

Puesto que el Sol también simboliza la autoridad y el poder, un Sol bien situado confiere dotes de liderazgo. Un Sol que está mal aspectado o que está débilmente situado disminuye la vitalidad natural y puede dificultar a la persona su capacidad de expresar sus instintos y deseos básicos.

El Sol está más o menos un mes en cada signo, lo que significa una velocidad diaria de 59′ 8″. Rige las profesiones que tengan que ver con el poder y la autoridad, como los líderes religiosos y espirituales, o la realeza. Su casa natural es la quinta y gobierna el signo de Leo. Rige el corazón, la espalda y la columna vertebral.

Volver a Los planetas y sus características astrológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.