La Luna en Aries

La Luna en Aries hace a la persona entusiasta en alguna dirección, impulsiva, agresiva y de estilo militante, a veces irritable y propensa a arrebatos de ira. Insiste en salirse con la suya, desobedece a sus superiores, es independiente y trata de valerse por sí misma. Es un tanto volátil o cambiante, depende de los impulsos y le desagradan los convencionalismos o la disciplina.
De alguna manera logrará popularidad o notoriedad, y es probable que sea colocada en un cargo que le permita ejercer autoridad sobre muchas personas. Marchará a la cabeza de alguna empresa o se destacará de alguna manera en su esfera de vida, y avanzará más por el intelecto que por intuición.
De alguna forma la madre desempeñará una parte prominente en su vida, y a menudo esa parte no será favorecedora ni afortunada; es probable que surjan desavenencias entre el nativo y sus padres, o éstos podrán morir tempranamente o separarse de él.
Se abrirá camino por sí mismo, o por lo menos tratará de hacerlo, y gran parte de lo que haga, incorrecto o correcto, será siempre inesperado para sus amigos y contrario al consejo de éstos. Algún tipo de misticismo u ocultismo se manifestará en su vida, o bien esta tendencia tomará la forma de una necesidad de mantener en secreto parte de sus asuntos.
A veces su ocupación llevará consigo secreto o misterio, o ser de una clase muy baja, aunque esto es muy contrario a su naturaleza. Se encontrará con impopularidad o será amenazado por algún escándalo. Esta posición favorece las actividades militares y las aventuras independientes u originales.

Volver a La Luna y el Zodíaco

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.