Lasa VI, la Casa de la salud

la sexta casa astrológica y la salud
La Casa VI conocida como la Casa de Virgo, se relaciona directamente con nuestra salud. El signo de la cúspide de esta casa y los planetas situados en ella indican el tipo de enfermedades que podrían surgir.
Según la mayoría de los astrólogos, como esta casa también está vinculada con el trabajo, algunos planetas, como Saturno, pueden indicar que se podría experimentar alguna enfermedad crónica desempeñando, por ejemplo, la profesión de enfermera. Si no hay planetas en la casa sexta, se debe mirar el regente de la casa. Si posee alguno de estos planetas en la Casa VI, tome nota:

El Sol

Vitalidad y crecimiento. El Sol indica propensión a las enfermedades asociadas con las correlaciones fisiológicas de su signo, estando vinculado con estados de calentura, fiebres y con el corazón. El Sol en la casa sexta indica una constitución fuerte.

La Luna

Relacionado al equilibrio de fluidos dentro del cuerpo, procesos fisiológicos, embarazo y problemas ginecológicos, especialmente los transmitidos por la línea matriarcal. La Luna en la casa sexta sugiere que una enfermedad puede ser psicosomática.

Mercurio

El sistema nervioso y problemas surgidos de un exceso de estimulación mental o de preocupación.

Venus

Los ríñones y la retención de fluidos. Su ubicación en un signo puede indicar dolencias causadas por la autoindul-gencia, enfermedades venéreas o miasmas (influencias sutiles) transmitidas por línea familiar.

Marte

Está conectado con todos los estados calientes, febriles, y con las erupciones;con picaduras y mordeduras y con la cirugía. Marte puede indicar falta de coordinación y propensión a los accidentes causados por la impaciencia o el exceso de trabajo.

Júpiter

Está relacionado con el hígado y problemas surgidos de la autoindulgen-cia, y con estados de crecimiento excesivo como los tumores. Júpiter en la sexta casa apunta hacia condiciones surgidas del abuso o del mal uso del cuerpo en una vida anterior.

Quirón

Se relaciona con las heridas kármicas, enfermedades hereditarias y aquellas que requieren integración.

Saturno

Principio conector que atañe a los huesos y a la piel. Asociado con las enfermedades crónicas, este depresivo planeta tiene el efecto de ralentizar las cosas, produciendo bloqueos, mal funcionamiento y cristalizador,. Saturno en la sexta casa puede indicar que la persona se preocupa crónicamente por su salud, y enfermedades surgidas de actitudes y emociones profundamente enraizadas.

Urano

Accidentes, tensión nerviosa y funcionamiento errático. Urano puede indicar que los circuitos eléctricos del cuerpo se activan innecesariamente. Son probables los sucesos repentinos, como una ruptura o hemorragia.

Neptuno

Vinculado con adicciones de todo tipo y conectado con enfermedades debilitantes, alergias, falta de energía y alteraciones psiquiátricas. Las enfermedades neptunianas raras veces son evidentes. Muchas surgen del exceso de sensibilidad y el mejor modo de tratarlas es con la homeopatía.

Plutón

Asuntos relacionados con los sistemas reproductor y excretos; también puede apuntar a lo relacionado con las fobias y enfermedades kármicas. La causa de la enfermedad puede ser la tensión subyacente.

Volver a Astrología y Salud