Los planetas en la casa V

El Sol, en aspecto armónico o en conjunción, trae conquistas eróticas gracias al prestigio social o profesional; en aspecto disonante, causa malos tratos morales del individuo hacia su pareja.
La Luna armónica trae inestabilidad de sentimientos, mucho romanticismo y escaso erotismo; inarmónica o en conjunción, trae caprichos y relaciones sexuales numerosas, pero frustrantes y efímeras.
Mercurio en aspecto armónico o de conjunción, da interés hacia hombres y mujeres muy jóvenes y parejas inteligentes; el amor es cerebral y no demasiado pasional. En aspecto inarmónico, trae desilusiones con la pareja por causa de divergencias en las ideas, escasa inteligencia y poca adaptabilidad del compañero.
Venus, en aspecto armónico felicidad sexual y sentimental con una pareja que corresponde al ideal de belleza del individuo; en aspecto inarmónico, trae infidelidad de la pareja.
Marte en aspecto armónico da una gran carga sexual y ayuda a encontrar la pareja que aprecia esta cualidad; en aspecto inarmónico o de conjunción, lleva a experiencias eróticas demasiado precoces, otorga apetitos excesivos y puede crear conflictos por celos recíprocos.
Júpiter en aspecto armónico o de conjunción, da felicidad con la pareja, que tendrá una buena situación económica; en aspecto inarmónico, puede causar varias rupturas de noviazgo por conflictos causados por el orgullo.
Saturno en aspecto armónico, da escasos encuentros sentimentales en el curso de la vida y moderados apetitos sexuales; afortunadamente, los pocos amores son estables; en aspecto inarmónico o de conjunción, lleva a largos períodos de soledad, mala suerte en la vida anterior al matrimonio, flirteos infelices o poco satisfactorios con personas mayores que el sujeto.
Urano en aspecto armónico, trae flechazos agradables, pero poco duraderos, o bien simpáticas y espontáneas amistades amorosas; en aspecto inarmónico o de conjunción, puede haber vínculos adúlteros borrascosos, o flirteos con parejas de carácter imprevisible.
Neptuno en aspecto armónico o de conjunción, trae actitudes románticas, encuentros platónicos y pequeñas desilusiones en el momento de volver a la realidad; en aspecto disonante, trae amores intrincados o clandestinos con personas inseguras y neuróticas.
Plutón en aspecto armónico, trae intensas relaciones sobre la base de la atracción sexual; en aspecto disonante y de conjunción, aporta noviazgos infelices que se cortan antes del matrimonio a causa del
compañero o de graves incompatibilidades sexuales.

Volver a La Casa V

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.