Los tránsitos de Mercurio

Mercurio también se mueve demasiado deprisa como para resultar de utilidad, exceptuando si su movimiento es directo o retrógrado. Cuando Mercurio se mueve hacia adelante, la comunicación parece ir mucho mejor; las personas parecen comprenderse unas a otras; los planes se llevan a cabo con más facilidad. Los estados de ánimo de Mercurio reflejan el signo en el que se encuentra en ese momento.
Por ejemplo, cuando Mercurio está transitando por el signo Aries, las personas se vuelven mucho más abiertas y también más directas; cuando está transitando por el signo Cáncer, las personas hablan de amor, de romanticismo, de protección y de mimos, pudiendo incluso llegar a sentirse mucho más afectadas emocionalmente por las palabras que de costumbre.
Cuando Mercurio se vuelve retrógrado o, aparentemente, parece moverse hacia atrás en el Zodíaco, la comunicación se vuelve confusa, las direcciones se interpretan mal, los planes no salen como tenían que salir, las cartas se escriben a toda prisa, se envían cartas que no llegan a su destino, hay embotellamientos en el tráfico, los contratos son mal interpretados, y tienen lugar toda una serie de pequeños equívocos.
El saber cuándo Mercurio está retrógrado puede ayudaros a evitar algunos de estos embrollos. Cuando tomamos consciencia de estos potenciales equívocos, podemos tomarnos más tiempo para viajar, así como tener en cuenta los inevitables errores.
Mercurio también refleja el estado de ánimo de las masas de una forma muy parecida a la de la Luna. Puede ser considerado cuando se planean acontecimientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.