Los tránsitos Saturno Júpiter

Cuando Saturno forma una conjunción, una cuadratura o una oposición con Júpiter, suelen tener lugar muchos cambios con respecto a vuestro concepto de las relaciones. En la carta astral, Júpiter simboliza vuestra forma de relacionaros; cómo os manifestáis ante el resto de la gente; cómo os entregáis a los demás siempre que os relacionáis con vuestros seres amados, con vuestra familia o con vuestros amigos. Júpiter también indica de qué forma aceptaréis las nuevas informaciones, así como las nuevas experiencias que os ofrezca la vida. Cuando Saturno transita nuestro Júpiter natal, normalmente solemos dedicar ese año a revisar nuestro concepto sobre las relaciones. Ha llegado el momento de madurar a este respecto, de cristalizar nuestros conceptos, de tomar conciencia de cómo nos relacionamos. Probablemente, durante esta época os costará mucho entablar nuevas amistades, de la misma forma en que también os resultará muy difícil relacionaros con los hombres en general. Los aspectos a vuestro Júpiter natal también se verán activados, pudiendo llegar a hacer mucho más complejo este tránsito.
Por ejemplo, si vuestro Júpiter natal forma una cuadratura con vuestra Luna, el tránsito de Saturno activará tanto a Júpiter como a la Luna, así como a la cuadratura natal que tiene lugar entre ambos. No sólo deberéis aprender a controlar el tránsito Saturno-Luna, sino que también necesitaréis desarrollar una conciencia con respecto a vuestra forma de bloquear o de limitar vuestras respuestas emocionales dentro de una relación. Tal vez ahora empecéis a daros cuenta de que ya no os relacionáis con tanta facilidad con vuestras necesidades emocionales. Éste puede ser un período durante el cual vuestras necesidades emocionales estarán mucho más reprimidas o limitadas de lo normal. Con el tiempo, la represión de estas necesidades, legítimamente emocionales, podría llegar a provocaros una gran cantidad de cólera. Esta cólera tiene que desembocar en algún sitio; podéis expresarla exteriormente o, en el peor de los casos, seguir conservándola en vuestro interior. Cuando reprimimos nuestras necesidades emocionales, perdemos cualquier oportunidad de exteriorizar nuestras emociones de una forma espontánea y tendemos a ejercer una enorme presión sobre nuestros cuerpos. Al final, el cuerpo se rebela y acaba por enfermar. Este tipo de tránsito puede provocar una enfermedad que haya estado esperando para manifestarse y ello, probablemente, os hará tomar conciencia de que tenéis que cambiar. De ser este vuestro caso, resultaría aconsejable que siguierais las señales que os envía vuestro cuerpo.
Si, en vuestra carta astral, Júpiter no aspecta a ninguno de los planetas personales, el tránsito de Saturno-Júpiter simplemente os indicará algo con respecto a la forma en que podéis llegar a limitar vuestras relaciones, y esto es algo que tendrá mucho que ver con las características del signo en el que se encuentre situado Júpiter. Por ejemplo, si Júpiter está en Virgo, éste es un signo sumamente crítico y analítico. Cuando Saturno transite Virgo, vuestras relaciones podrán llegar a ser incluso más críticas de lo habitual. Tenderéis a analizar todas y cada una de vuestras experiencias y a criticar a todos aquellos que conocéis. Obviamente, las personas que os rodean no tardarán en rebelarse, puesto que a nadie le gusta sentirse analizado o criticado constantemente. Os daréis cuenta de que la gente reaccionará mucho mejor si empezáis a utilizar las características más constructivas del signo. El tránsito de Saturno os ayudará a tomar conciencia de cómo poder utilizar estas características de una forma productiva. Este es el momento de elevar un poco vuestras conciencias y de desarrollar unos rasgos y unas características mucho más maduras.
El tránsito Saturno-Júpiter parece ejercer algún tipo de influencia con respecto a nuestro dinero. Júpiter simboliza cuál es nuestra forma de actuar para conseguirlo pero, y aun a pesar de nuestros intentos, el tránsito de Saturno pondrá límites a todo cuanto podamos recibir. Es posible que durante este tránsito no nos paguen lo suficiente, o bien que nos carguen con toda una serie de responsabilidades adicionales, pero sin que nos ofrezcan ninguna remuneración económica por nuestros esfuerzos. Algunas veces también puede suceder que no recibamos a tiempo nuestro dinero, por lo que este tránsito puede resultar bastante grave para aquellos que trabajan por cuenta propia. Ya que este tránsito dura alrededor de un año, quizás queráis sugerir que los clientes cuiden más su presupuesto, evitando cualquier compra innecesaria, al menos hasta que haya pasado este tránsito. Nunca he oído hablar de nadie que se arruinase durante este tránsito porque a pesar de que el dinero parece llegar muy lentamente, finalmente, siempre llega. Y aquellos que estuvieron trabajando por un sueldo miserable, una vez pasado este tránsito, fueron capaces de utilizar la experiencia obtenida para conseguir un trabajo mejor y un sueldo mucho más alto.

Volver a Los tránsitos de Saturno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.