Los tránsitos Saturno Plutón

Ha llegado el momento de que aprendamos algo sobre las motivaciones inconscientes. Plutón representa las motivaciones inconscientes de cada uno de nosotros. También representa el sistema de valores de nuestra generación. Cuando no utilizamos la energía de nuestro Plutón de forma constructiva, tendemos a utilizarla para controlar o manipular a los demás. Si, en la carta astral, Plutón aspecta inarmónicamente a alguno de los planetas personales, probablemente estos aspectos serán los que nos ofrezcan una clave en cuanto a la forma en que nos enseñaron a controlar nuestro universo. Los aspectos más conflictivos de Plutón podrían indicar un cierto miedo a la vida y hacer que la persona tema que si no manipula su entorno, acabará por no saber qué lugar ocupa dentro de éste. Esta necesidad de controlar no siempre tiene porqué ser «malvada», sino que más bien viene provocada por una clara inseguridad procedente del ambiente vivido durante nuestros primeros años de infancia.
Cuando, por tránsito, Saturno forme una conjunción, una cuadratura o una oposición con nuestro Plutón natal, habrá llegado el momento de responsabilizarnos de nuestras motivaciones, de nuestra necesidad de control y de nuestra necesidad de manipular a los demás. Habrá llegado el momento de mirar en nuestro interior para descubrir alguno de nuestros pequeños juegos. Habrá llegado el momento de cristalizar esta energía de forma que pueda ser utilizada constructivamente. Quizás también haya llegado el momento de liberarnos y, si esto es algo que nos resulta difícil, algún curso de meditación o alguna exploración metafísica podrían resultarnos de gran ayuda. Aprender a flotar o a movernos en el agua puede resultarnos de un gran valor simbólico, puesto que al aprender a flotar en el agua, también empezamos a darnos cuenta de que no tenemos porqué controlar el agua, sino, simplemente, aprender a utilizarla. Una nueva evaluación interior puede tener lugar en ese momento. Resulta interesante observar que, con frecuencia, durante este tránsito, auténticos genios de las finanzas casi siempre suelen realizar algunos cambios en sus negocios. Normalmente, suelen transferir o delegar en otros alguna de sus responsabilidades. Es como si supiesen que no es posible sobrevivir haciéndolo todo ellos mismos; el concepto de cooperación y de compartir parece haber tomado vida.
Éste suele ser un período durante el cual las lágrimas pueden convertirse en algo bastante habitual. En la vida cotidiana, las personas hacen cosas que pueden llegar a afectar algunos de los puntos más sensibles de vuestro inconsciente. Os hacen algo y, de repente, os encontráis llorando o casi al borde de las lágrimas. El incidente puede ser utilizado para provocar toda una serie de recuerdos que podían permanecer enterrados y necesitaban salir a la superficie para que pudieseis liberaros de ellos. Aquellos aspectos más dolorosos de nuestro inconsciente necesitan ser dulcificados, no protegidos. Necesitamos nombrarlos y enfrentarnos a ellos con el fin de poder liberarnos. Este tránsito puede ayudar a liberarnos de unos recuerdos de la infancia, olvidados desde hace mucho tiempo, pero que siguen dominando nuestro inconsciente y nos mantienen anclados a un tipo determinado de ambiente o de actitud.
Plutón representa la fuerza y la energía inconsciente, y los sextiles y trígonos de Saturno pueden ayudarnos a poner de manifiesto parte de esta energía desde una perspectiva más consciente. Los talentos naturales pueden llegar a desarrollarse, tanto durante los tránsitos armónicos como durante los inarmónicos, dado que Plutón simboliza nuestro impulso creador interior.

Volver a Los tránsitos de Saturno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.