Los tránsitos Urano Neptuno

Este tránsito, tanto puede ser importante como no serlo. Neptuno es un planeta generacional. Refleja los sueños y aspiraciones de toda una generación. El tránsito puede no poseer ningún efecto real sobre vuestra carta astral, exceptuando el hecho de que cada uno de nosotros hemos venido a este mundo durante un período social bastante concreto y las luchas sociales de nuestra generación conllevarán toda una serie de cambios, mientras Urano prosiga su camino a través del signo en el que esté situado Neptuno.
Yo nací con Neptuno en Virgo. Cuando Urano inició su paso por este signo, muchas de las personas de este país se vieron afectadas por los ideales típicos de Virgo. El sueño de la mayoría de la gente de esta generación consistía en mostrarnos analíticos, técnicos y críticos con respecto a la sociedad en la que vivíamos, e incluso entre nosotros mismos. Cuando, por tránsito, Urano atravesó el signo de Virgo, el país empezó a preocuparse de tal forma por los aspectos técnicos de la vida, que incluso ¡había que ir a la escuela para aprender a conducir una carretilla! De repente ya no bastaba con un simple aprendizaje. A los empleados se les exigía un sinfín de cualificaciones para poder acceder a la mayoría de puestos de trabajo. El sueño de toda una generación empezaba a manifestarse.
Aquellos cuyo Neptuno forme algún aspecto con los planetas personales, se verán involucrados en otro tipo distinto de lucha durante los tránsitos Urano-Neptuno, dado que serán sus propios sueños los que estén siendo activados. El aspecto engañoso e ilusorio de Neptuno también suele ir acompañado por una energía sumamente inspiradora, y nuestra tarea debería consistir en poder diferenciar nuestros sueños y saber muy bien cuáles pueden ser engañosos y cuáles no. Si somos capaces de establecer una separación entre la inspiración y el engaño, entonces, este tránsito puede señalar un período de dos años durante el cual nuestros sueños empezarán a cumplirse. Los cambios que marcarán el objetivo de nuestros sueños pueden ser muy drásticos. Por ejemplo, una persona que haya visto cómo se iba sumergiendo en un pozo sin fondo, ahora, probablemente se sienta inspirada como para poder cambiar de dirección.
Por tránsito, Urano incluso puede llegar a aportar un reconocimiento consciente del objetivo, puesto que es capaz de liberar esa vaga ilusión, típicamente neptuniana, de las profundidades de la mente e inspirar a la persona para que dé los pasos necesarios con el fin de que pueda llegar a manifestar la realización de su sueño.

Volver a Los tránsitos de Urano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.