Marte conjunto, cuadrado o en oposición con el Neptuno natal

Pérdida de percepción

Éste es un tránsito muy divertido, puesto que señala un momento de nuestras vidas en el cual, realmente, no sabemos lo que hacemos. Podemos tener problemas con los muebles, tanto en casa como en la oficina, y golpearnos con ellos. Una amiga mía chocó contra varios coches aparcados en una calle vacía a primera hora de la mañana mientras se encontraba bajo los efectos de este tránsito.
Normalmente siempre había sido una buena conductora. Aseguró que estaba completamente sobria, ¡pero que no se dio cuenta de que su coche pudiese ocupar tanto espacio! No hubieron males mayores, pero ella se sintió terriblemente avergonzada.
Se trata de una época durante la cual los cotilleos pueden volverse en contra vuestra, por ello resultará aconsejable que, en la medida de lo posible, evitéis los cotilleos en la oficina y las habladurías que puedan tener lugar entre los miembros de vuestra familia.
Probablemente, no reaccionemos con normalidad; existirá una acusada tendencia a saltarnos las dietas y a desear la comida-basura y las bebidas alcohólicas mucho más que de costumbre. Aunque, sin embargo, quizás no tengamos el mismo aguante para las drogas y el alcohol que solíamos tener. Alguien habituado a beberse un par de copas antes de la cena, seguramente se sentirá algo mareado con un solo vaso de vino.
Éste es un período durante el cual podemos sintonizar mucho mejor con nuestros sueños, nuestros objetivos y aspiraciones. Pero también podemos llegar a ser mucho más crédulos.
Se trata de una época muy apropiada para la meditación, el yoga o el trabajo espiritual, dado que la mente está dispuesta a responder a un tipo más elevado de vibraciones.

Volver a Los tránsitos de Marte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.