Planetas exteriores y planetas interiores

Los planetas orbitan el Sol a distintas velocidades. Cuanto más cerca se encuentre un planeta del Sol, más rápido viaja a través de su órbita. La Luna, por ejemplo, viaja a través del Zodíaco en unos veintiocho días y tarda unos dos o tres días en atravesar cada signo.

Mercurio orbita el Sol en ochenta y ocho días. Plutón, que es el planeta más lejano respecto al Sol, completa su órbita en 248 años. A los planetas más rápidos -Luna, Mercurio, Venus y Marte- se les denomina planetas interiores.

A Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón se les conoce como planetas exteriores.

Se considera que los planetas interiores representan lo personal porque se relacionan con el desarrollo de nuestro yo individual, nuestro yo consciente. Los planetas exteriores se relacionan con el mundo externo.

Puesto que los planetas exteriores se desplazan mucho más lentamente a través del Zodíaco, su influencia a menudo afecta a toda una generación de personas.

Las luminarias, el Sol y la Luna, también tienen cualidades transper­sonales. El Sol no sólo representa nuestro yo, sino la energía cósmica fundamental. la Luna, que se ocupa de nuestras emociones y deseos más íntimos, se relaciona con lo que el astrólogo Robert Hand denomina «el origen último de la individualidad».

Volver a Los planetas y sus características astrológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.