Plutón

Plutón: Cómo transformar y regenerar la propia vida

Destino, trascendencia, redención, purga, poder, vida después de la vida. Bien y mal. La influencia de Plutón nunca es ambivalente o pasiva. Aunque a veces trabaja de forma sutil, su repercusión en nuestras vidas es a largo plazo y nos transforma. Sus dos extremos se hallan bien representados en los personajes de Hitler y Gandhi, pues cada uno de estos hombres poseía una visión que manifestaron en la realidad física. Ambos tenían una misión, un sentido del destino, pero uno provocó la destrucción masiva mientras que el otro elevó la conciencia de las masas.

En nuestra vida personal, la influencia de Plutón no es diferente. Plutón destruye nuestros hábitos y sistemas de creencias, las estructuras que Saturno nos ayudó a construir, forzándonos a trascender las ruinas o a ahogarnos en los desechos.

La posición de Plutón en Sagitario, en la casa novena de la filosofía y de las creencias espirituales, significa que los seres humanos evolucionaremos a través de la expansión de nuestras creencias en estas áreas. Pero antes de que lo hagamos, Plutón va a destruir nuestras viejas creencias, haciéndolas caer como un castillo de naipes.
Plutón fue descubierto en 1930, es el planeta más distante del Sol.

Existe en el límite de nuestro sistema solar, su luz es tan débil que parece casi etérea. Tarda 248 años en completar el circuito del Zodíaco. La teoría más popular en astrología dice que Plutón, al igual que Urano y Neptuno, no fueron descubiertos hasta que la humanidad no hubo evolucionado hasta el punto de ser capaz de entender su energía.
A través de él damos cuerpo a las visiones ya los terrores de la humanidad.

Los representamos. Nos sirve como símbolo viviente de una necesidad comunitaria o de un miedo común. Gracias a Plutón, tocamos lo que es mayor que nuestro yo individual. To­camos la mente colectiva con su horror hipnótico y su magnífica belleza.

Desde el descubrimiento de Plutón, su influencia sólo ha podido observarse en Cáncer, Leo, Virgo, Libra y Escorpio. A finales de 1995, Plutón entró en Sagitario. La transformación bajo su influencia podrá ser enorme y de gran alcance, al completar la caída de los viejos paradigmas y sistemas de creencias.

Plutón, la octava superior de Marte, gobierna varios tipos de prácti­cas ocultas: la magia negra, la levitación, la brujería y la reencarnación. A nivel personal, en una carta, la influencia de Plutón es poderosa si ocupa un lugar prominente o si rige la carta.

Volver a Los planetas y sus características astrológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.