Saturno transitando la Casa X

Cuando Saturno está a diez grados de la cúspide de la casa diez, empieza a afectar tanto a la imagen pública, como a la carrera o a la profesión. Durante este tránsito, algunas personas reciben los honores cosechados hasta el momento. Otras adoptan importantes decisiones con respecto a su carrera o profesión. Puesto que Saturno también está considerado como el Policía Cósmico, durante este tránsito, algunas de las personas que no hayan sido capaces de entregarse a su trabajo, probablemente sean despedidas. Una consultante de asdtología telefoneó para decir a su astrólogo que la habían echado del trabajo justo el día en el que Saturno formaba una conjunción exacta con la cúspide de su casa X.
Puesto que había empezado a considerarse a sí misma tal y como era y había empezado a asumir responsabilidades por sus acciones, había llegado a la conclusión de que no era justo que la hubiesen echado de este trabajo; podía haberse merecido que la echasen de otros, pero no de éste. Pensó que debía de tratarse de algo relacionado con su «karma» y que, probablemente, estaba pagando alguna antigua deuda. Tanto estuviese como no de acuerdo con ella, el astrólogo escuchó su historia y le aconsejó que no se desesperase y buscase otro trabajo. Así lo hizo y encontró un nuevo trabajo donde permanece hasta ahora. Debemos especificar que esta consultante era incapaz de conservar un mismo trabajo durante mucho tiempo, ya que cambiaba de trabajo cada vez que pensaba que sus compañeros estaban empezando a volverse excesivamente curiosos.
Cuando Saturno transita la décima casa nos indica que estamos empezando a tomarnos con más seriedad nuestros objetivos profesionales. Este tránsito nos afecta a todos de forma diferente, dependiendo también de las distintas edades. En una persona joven puede indicar una gran dedicación a un objetivo profesional, mientras que en una persona de más edad puede señalar un cambio de profesión.
Cuando Saturno transita esta casa, puede proporcionarnos los honores por los que hemos estado luchando hasta ahora. Aunque, sin lugar a dudas, un hombre de cincuenta años reaccionará de una manera muy distinta que un joven de veinte. De todas formas, este tránsito no debe ser interpretado como desastroso, puesto que no lo es. Puede simbolizar todo aquello que hemos ido construyendo en nuestras vidas hasta este momento.

Volver a Los tránsitos de Saturno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.