Soñar con Orión

Esta brillante constelación, con la característica forma de un guerrero gigante, representa al hijo de Poseidón, dios del mar, y Gea, diosa de la tierra.
Para conseguir la mano de Mérape, hija del rey Enapión, exterminó gran número de alimañas y animales dañinos que causaban grandes pérdidas en las cosechas.
Sin embargo, una vez cumplido este requisito impuesto por el rey, éste se negó a darle a su hija por esposa. Al no poderse vengar del monarca, durante mucho tiempo se dedicó a matar a todo tipo de animales con el fin de calmar su cólera.
Cierto día, se estaba vanagloriando de sus hazañas, asegurando que no temía a ninguna bestia, que a todas podía hacerles frente. Su actitud soberbia molestó a su madre que le envió un escorpión.
El gigante, al verlo, se rió diciendo que era un adversario ridículo; al percibir su aparente insignificancia, se confió.
Por eso el escorpión le provocó la muerte clavándole su aguijón en el talón.
La visión de Orión nos recuerda que no hay enemigo pequeño, que debemos ser precavidos y que no es conveniente vanagloriarse de las propias virtudes.

Diccionario de Sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *