Soñar con un Bosque

El bosque es uno de los símbolos más habituales de los cuentos y leyendas.
En muchas culturas, ha sido el lugar consagrado al culto, ya que en sus árboles se colgaban las ofrendas.
El bosque se relaciona claramente con el principio femenino, aunque también puede ser interpretado como el escenario en el que transcurre nuestra vida.
En el bosque hay muchos elementos simbólicos: animales, plantas, accidentes del terreno, etc., que permitirán ahondar en el significado del sueño.
Se pueden dar en él situaciones muy placenteras pero, también, otras que nos inspiren terror.
Soñar con un bosque equivale a reflexionar sobre la propia vida. Si las imágenes son nocturnas y aterradoras, quiere decir que pasamos por un periodo muy difícil, tal vez a causa de alguna enfermedad propia o de alguna persona muy querida.
La llegada del día o la presencia de una hoguera, con su fuego vivificador, indicaría una pronta recuperación.
Si en el bosque es de día, tiene frutos silvestres o se ven en él animales apacibles que nos den una sensación de alegría o paz, quiere decir que estamos en un momento muy bueno que merece la pena ser disfrutado.
Estar en el claro de un bosque, si no se siente ansiedad, significa haber llegado a un punto en el que se puede sentir paz y sosiego después de años de dura lucha.
Si nos extraviamos en el bosque quiere decir que no encontramos sentido a nuestra vida, que a menudo caemos presa de la desesperación y que no nos atrevemos a hacer aquello que nos gusta por miedo de perder el afecto de las personas que nos rodean.

Diccionario de Sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.