Soñar con un Capataz

La función de un capataz es gobernar, vigilar y sacar rendimiento a los trabajadores.
Este puesto suelen ocuparlo empleados que, según el sentir de los obreros, están más de parte del patrón que de sus compañeros y por ello simboliza la traición.
En caso de ser nosotros los capataces de una fábrica o de cualquier otro lugar de trabajo, significa que tendemos más a arrimarnos a los jefes que a nuestros compañeros.
Eso nos puede traer inconvenientes, pues aunque las relaciones con los superiores son importantes y pueden abrirnos muchas puertas, la solidez de nuestra posición estará dada por aquellos que se encuentran en cargos similares al nuestro.
Si estamos frente a un capataz o trabajando bajo sus órdenes quiere decir que, en la vida real, nuestro trabajo nos agobia; que en él vemos injusticias y que nos gustaría conseguir otro puesto mejor.

Diccionario de Sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.