Soñar con un Mercado

Tradicionalmente, los mercados son el lugar donde se compra y se vende, el sitio donde se ofrecen los productos en los cuales se ha trabajado y donde se adquieren los necesarios para vivir.
Simboliza la sociedad, el mundo en el que nos movemos.
Las personas que vemos en él simbolizan a las que hay en nuestra vida real, de modo que si un personaje del mercado adquiere en algún momento un papel protagonista, estará representando a un amigo o a una persona de la familia.
Si el mercado lo vemos de lejos y no entramos en él es señal de que rehuímos, dentro de lo posible, el contacto con la gente, que tenemos cierta tendencia al encierro y que la desconfianza marca muchas de nuestras acciones.
Si entramos pero no compramos, quiere decir que evitamos comprometernos, que mantenemos relaciones cordiales pero distantes.
El agobio que podamos sentir ante la cantidad de gente que hay en él, revela nuestra timidez.
Si tenemos en el mercado un puesto de venta, será señal de que estamos felizmente integrados en la sociedad.
En este caso, puede ser interesante buscar el símbolo de los productos que vendemos para saber qué herramienta psicológica solemos emplear para tener relaciones armónicas con el entorno.

Diccionario de Sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.