Soñar con una Súplica

Si hacemos una súplica a una entidad religiosa es señal de que, aunque estemos pasando un mal momento, tenemos confianza en que la providencia saldrá en nuestra ayuda.
Si se la hacemos a un amigo, en cambio, es signo de que, en el fondo, nos sentimos abandonados por las personas queridas.
En caso de que recibamos la súplica de otra persona, querrá decir que alguien de nuestro entorno está esperando que le ayudemos a resolver un problema.

Diccionario de Sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.