Soñar con una Torre

En la realidad, las torres cumplen dos cometidos: permitir al que la ocupa ver lo que ocurre a lo lejos y, a la vez, ser visible a gran distancia.
Si en el sueño estamos en una de estas construcciones quiere decir que somos un ejemplo para los demás y que, por eso mismo, debemos cuidar nuestro comportamiento.
Si la vemos desde fuera, es señal de que nos preocupamos por nuestra propia evolución, que intentamos ser cada día mejores.
En el caso de que estuviera en ruinas debemos interpretar que hemos sufrido una gran decepción con una persona a quien creíamos llena de virtudes.

Diccionario de Sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.