Soñar con una Vacuna

Simboliza las defensas, los mecanismos de alarma, huida o agresión que ponemos en marcha para evitar el daño físico o psicológico.
Estos mecanismos varían de una persona a otra; si alguien ha pasado su infancia en un clima hostil, con amenazas constantes a su integridad física o psíquica, en la vida adulta tenderá a ver enemigos por todas partes y, ante esa idea, adoptará actitudes de encierro en sí mismo o de agresión incluso ante situaciones que, para otra persona, no serían en absoluto amenazantes.
Si en el sueño recibimos una vacuna, quiere decir que estamos defendiéndonos excesivamente, que calificamos como enemigos potenciales a personas que no tienen intención alguna de hacernos daño.
Estas defensas exageradas limitan nuestra capacidad de movimiento, ya que gastamos mucha energía en protegernos en lugar de utilizarla para avanzar o conseguir nuevos objetivos.
En caso de que la vacuna la reciba otra persona la interpretación que cabe es que buscamos protegerla porque la vemos excesivamente débil o confiada.

Diccionario de Sueños

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.