1 de Marzo

El día de la sensibilidad artística

Los nacidos el 1 de Marzo tienen una marcada disposición natural para la expresión artística, y mucha sensibilidad para todo lo relacionado con su entorno. Suelen apreciar la belleza en cuanto los rodea, sea en las personas y las cosas cotidianas o en la naturaleza y el arte, y aunque puedan parecer frivolos, son muy prácticos, aunque no aplican en el plano personal la lógica con que conducen su vida laboral. Son capaces de tomarse las cosas con mucha calma, por lo cual llegan tarde a las citas o hacen sus tareas a medias, o con mucha seriedad, en cuyo caso cumplen rigurosamente sus horarios y realizan un trabajo impecable. Pero cualquiera que sea su actitud, no obran por capricho sino de acuerdo con la importancia que atribuyen a las cosas.
Ya sean artistas o comerciantes, es frecuente que concedan mucha importancia a su aspecto personal y al de su entorno, tanto por una cuestión estética como porque son conscientes de su importancia para tener éxito. Los que se dedican a los negocios o a la política saben actuar de forma encantadora y diplomática, así como cuándo deben presionar y cuándo no. Su sensibilidad estética se refleja en la elegancia con que desempeñan sus misiones. Por lo general suelen creer que la forma en que se hace algo es al menos tan importante como lo que se hace, y pueden ser implacables con las personas descorteses, mal educadas, vehementes o desagradables.
Los nacidos este día son proclives a pasar un buen rato con tranquilidad; huyen de los problemas, en particular cuando son de carácter personal. En su vida laboral afrontan las dificultades con decisión porque representan oportunidades para progresar, pero en la personal les suponen una verdadera agonía. Frente a lo que parece ser una batalla perdida de antemano, suelen abandonar antes de que las cosas empeoren, pero por desgracia dejan sin resolver el dolor y la confusión emocional que les ocasionan.
Sería conveniente que estos individuos aprendieran a hacer frente a ese tipo de problemas e intentaran resolverlos hablando, en lugar de impacientarse y abandonar, porque es posible que con esta actitud repriman su expresividad.

Sigue leyendo >>>