Signo Leo: nacidos el 16 de Agosto

Los nacidos el 16 de agosto son sensualistas que saben cómo salirse con la suya. Sin embargo, tienen un aire refinado y un atractivo magnético que cautiva a todos los que se relacionan con ellos. Aunque parezcan ingenuos y sencillos, invariablemente sienten la necesidad de expresarse de manera sensual y sexual. También tienen una acusada tendencia autoritaria, por lo que les resulta muy difícil tolerar los puntos de vista contrarios. De hecho, desean vencer (y en casos extremos, destruir) a aquellos a quienes ven como adversarios o enemigos. Sienten un poderoso impulso de acaparar el poder dentro de su esfera de influencia.
Estos individuos casi siempre llegan muy lejos. Son extravagantes por naturaleza, y su conducta inusual exige un público, ya que no pueden soportar sufrir en silencio. Les gusta compartir sus experiencias y exhibirse, a veces ante una multitud.
Los nacidos este día suelen ser hipersensibles y nerviosos. Pero aunque se sientan heridos por las afrentas de otros, tienen una dura coraza capaz de soportar cualquier ataque mental o físico. También pueden ser muy destructivos, y en casos extremos se dejan llevar por el deseo de venganza. Seductores y magnéticos, los nacidos este día dominan el terrible poder de entregar y más tarde retirar su afecto. Cuando toman un camino negativo, inevitablemente acaban volviendo sus poderes destructivos contra sí mismos. La búsqueda de emociones cada vez más fuertes puede alterar su personalidad o convertirlos en personas extremistas.
Los nacidos este día corren el riesgo de perder la capacidad para disfrutar de los placeres sencillos y de cualquier cosa que les parezca convencional. Por lo tanto, es probable que se distancien más y más de sus familiares y amigos. A pesar de su conducta antiautoritaria, a veces incluso antisocial, casi siempre encuentran un lugar en la sociedad en el que sus habilidades resultan útiles. Sin embargo, aunque les gusta dirigir, rara vez desean someter a otros. Aunque pueden convertirse en líderes venerados, no son los candidatos ideales para responsabilizarse de un grupo de personas. La seducción y la insurrección son más propias de ellos que la dominación o el control.

Sigue leyendo >>>