17 de Octubre

Al igual que un gato, los nacidos el 17 de octubre casi siempre consiguen caer de pie. Por muchas dificultades o peligros que deban afrontar, buscan por encima de todo mantener el equilibrio. Esto sería sencillo si no fuera porque les encanta correr riesgos. La inestabilidad es su peor enemigo, pero demasiado a menudo la buscan ellos mismos.
Los nacidos este día pueden clasificarse en dos grupos muy distintos: por un lado, los individuos tranquilos, aparentemente estables y dueños de sí; por otro, los temerarios para los cuales una vida sin riesgo es tediosa y anodina. Algunos de estos últimos no se lo pensarán dos veces antes de poner en peligro su vida, atraídos por el reto de superar los peores obstáculos. Otros, menos extremistas, serán «apostadores» tanto si lo que está en juego es dinero, propiedades o amor. Los más equilibrados de los nacidos este día llevarán una vida más estable, pero si se los observa con atención se descubrirá que a menudo se sienten atraídos por personas bohemias o extrañas que ponen un elemento de incertidumbre en su vida. A ambos grupos les gustan las situaciones dramáticas y los acontecimientos emocionantes: a los más equilibrados como observadores, y a los más audaces como participantes.
A estos individuos les resulta difícil cambiar. A menudo pecan de soberbia, como si se situaran por encima de las leyes de la experiencia humana corriente. Sin embargo cometen grandes errores, que pueden costarles mucho en términos económicos o de salud. Pero ellos siguen adelante impertérritos, convencidos de que podrán recuperarse de los reveses o accidentes, por muy graves que éstos sean. En este sentido, tratan al destino como si fuera un viejo amante o, por lo menos un viejo amigo. Quizás estén en condiciones de ganar este juego peligroso, pero deben tener cuidado con cualquier forma de autoengaño.
Casi todos los nacidos este día no se ponen límites a la hora de definirse a sí mismos y a sus capacidades, de modo que si son artistas, es posible que incorporen las ideas de otros en su trabajo y se las apropien. Estos maestros en cambiar viejos asuntos son tradicionalistas, y por muy modernas o vanguardistas que sean sus ideas, mantienen una actitud básicamente conservadora ante la vida. La cautela, el sentido de las limitaciones y la investigación exhaustiva basada en la experiencia son los elementos que les permiten correr estos riesgos con tanta arrogancia.
Por otra parte, los nacidos el 17 de octubre adoptan una actitud mesurada ante sus colegas familiares y amigos… ¡pero no los contraríe! Cuando ven amenazada su autoridad o cuestionadas sus intenciones pueden hacer una explosiva exhibición de genio. Ellos creen que sus juicios son siempre acertados, y puede que en la mayoría de los casos tengan razón, pero también es probable que no adviertan cuándo han tomado la dirección equivocada. Necesitan conocerse más profundamente y, en algunos casos, desechar los valores ligados a la exaltación superficial y a la ostentación.

Sigue leyendo >>>