2 de Marzo

El día de la lealtad constante

Los nacidos el 2 de Marzo tienen un extraordinario sentido de la lealtad, que demuestran tanto con sus seres más íntimos como con su país o con una causa. Sea cual sea el objeto de su pasión, puede llevarlos a la adoración o la veneración, y es raro que se desentiendan de algo o de alguien una vez que se han entregado por entero.
Sin embargo, es precisamente esa lealtad inquebrantable la que puede ocasionarles problemas, ya que a otros puede resultarles muy incómodo ser objeto de esos sentimientos.
De hecho, el cariño, la consideración o la devoción puede ser tanto una fuente de seguridad como de inhibición. Como progenitores, estos individuos pueden tener dificultades cuando sus hijos tienen valores opuestos a los suyos y desean seguir su propio camino. Los más evolucionados no adjudican papeles inamovibles a quienes admiran, y toleran las transformaciones. Su lealtad no es condicional, y tampoco constituye una fuente de seguridad propia, sino que permanece constante a través de la evolución de las personas y las instituciones.
Muchos de estos individuos atraviesan períodos durante los que se aislan de todo y se dedican exclusivamente a su trabajo, en particular cuando es de tipo artístico, pero es probable que pasen por alto el hecho de que mantenerse abierto a diversas experiencias puede enriquecer su trabajo.
Por lo general, cuando las cosas toman un mal giro no pueden, o no quieren desentenderse de ellas, y son capaces de encontrar una solución a situaciones que otros darían por perdidas, aunque sea a costa de un gran sacrificio. Por otra parte, cuando no lo consiguen, suelen dedicarse a otra cosa, quizás de índole completamente distinta. Pero ya sea que triunfen o que fracasen, tendrán la seguridad de haber hecho el mayor esfuerzo posible.
Uno de los retos más importantes para los nacidos el 2 de marzo es encontrar el equilibrio entre el deseo de incrementar sus objetivos personales y el de entregarse a causas más universales. Para eso es conveniente que aprendan a afrontar y vencer primero los obstáculos personales, pues sólo así podrán entonces dedicarse a los objetivos más universales e idealistas.

Sigue leyendo >>>