20 de Febrero

El día de la impresión

Los nacidos el día 20 de Febrero son dados a recibir impresiones y a causarlas en otros. Por una parte, como son receptivos por naturaleza tienen recuerdos vividos y pueden repetir con precisión lo que han visto u oído mucho tiempo después, y por otra, procuran que también los demás los recuerden. Su deseo de que los consideren con seriedad los induce a dejar su impronta en todo lo que hacen.
Dadas esas características podría suponerse que son individuos agresivos, pero no son particularmente combativos ni controversiales. Su forma resuelta de expresarse obedece a sentimientos de afecto a los demás y de fe en sí mismos. Para ellos, no guardarse nada es una manera de demostrar a los demás cuánto aprecian lo que hacen. Puestos a trabajar en equipo, suelen revelar tanto su capacidad para lograr que todos trabajen en función de un bien común como su desinterés en actuar como dictadores, pero exigen que todos rindan el máximo posible y se muestran impacientes con quien no lo haga. Es preciso que no cometan el error de suponer que sus amigos o colegas no colaboran, cuando de hecho hacen lo más que pueden.
Los nacidos el 20 de febrero están firmemente decididos a triunfar, pero es necesario que en lo posible no lo hagan a costa de los sentimientos de otros. Como son individuos muy emotivos, suelen ser extremadamente sensibles a la hora de recibir una crítica o una desaprobación. Si aprendieran a controlar sus emociones y a estructurar mejor su vida emocional, podrían ser más estables y dar más garantías de seguridad. Con esto no se sugiere que frenen o aplaquen su ardor y su pasión, sino simplemente que controlen su entusiasmo y sus creencias de manera de no extralimitarse con más frecuencia de la deseable. Es importante que a medida que maduren se vuelvan más filosóficos y contemplativos, más conscientes de los efectos que producen en su entorno.
Aunque su capacidad de brindarse y de impresionarse es un punto fuerte en los nacidos este día, a veces suelen ser demasiado impresionables y, debido a su consideración y su franqueza, pueden ser objeto de influencias negativas, es decir, que su tendencia a la empatía puede volverse en contra suya. Además, como es corriente que sienten el deseo de complacer a los demás, pueden llegar a encontrarse envueltos en situaciones indebidas. Para evolucionar mejor es esencial que aprendan a no ser tan maleables o vulnerables, y a actuar de acuerdo con sus creencias en las situaciones adversas.

Sigue leyendo >>>