Signo Escorpio: nacidos 20 de Noviembre

Los nacidos el 20 de noviembre son luchadores natos y tienden a involucrarse en peleas de todo tipo. A menudo son polémicos, y sus ideas y su personalidad se convierten invariablemente en un tema de discusión y estudio. A pesar de ser rebeldes, son extremadamente fieles a su familia, empresa y círculo social. En general, despiertan antagonismos por sus opiniones extremistas y su contundente modo de expresarlas. Casi nunca rebajan el tono de su discurso; de hecho, prefieren luchar a adaptarse.
Los nacidos este día pueden ser sarcásticos hasta el punto de resultar hirientes, pero también son muy graciosos. Tienen un don para captar los puntos débiles de los demás y les encanta burlarse de los engreídos o pomposos. A veces parece que nada los satisface tanto como derribar a alguien de su pedestal.
Por lo general, estos individuos son enormemente prácticos. Las mujeres en particular tal vez den la impresión de no ser agua clara, pero se debe más a los aspectos externos de su personalidad que a su verdadero carácter profundo; suelen mantenerlo todo bajo control. Sin embargo, tanto los hombres como las mujeres nacidos este día son excitables por naturaleza y propensos a las rabietas cuando se ven frustrados repetidamente en sus expectativas. Por eso es de vital importancia que practiquen algún tipo de disciplina mental: deben aprender a controlar su parte emocional y voluble, y encontrar la causa de su ira para poder manejarla.
A menudo se interesan por las actividades antisociales o las operaciones comerciales que bordean la ilegalidad. En determinado momento de su vida quizá sientan la tentación de participar en dichas actividades, pero lo más probable es que se limiten prudentemente a estudiarlas y a reírse de ellas. Tal vez por eso se consideran defensores de la ley (en su forma más pura) y acatan estrictamente sus propios principios morales.
Los nacidos el 20 de noviembre tienen una faceta infantil que los mantiene jóvenes de espíritu y de aspecto: es una especie de cualidad atemporal que desafía a la edad. Por un motivo similar, tienen buena mano con los niños, y su vida familiar puede ser muy activa. A menudo son excelentes modelos para los jóvenes (que quizá los tengan por héroes) porque demuestran una seriedad ante la vida que resulta admirable. Pero también es posible que hagan caso omiso de los sentimientos de sus seres queridos en su afán de alcanzar sus objetivos. En consecuencia, deben evitar que la obsesión por el trabajo o los ideales personales ponga en peligro la estabilidad de su familia.

Sigue leyendo >>>