Signo Leo: nacidos el 25 de Julio

Los nacidos el 25 de julio sienten un deseo romántico de ver tierras lejanas o lanzarse a aventuras imaginarias. Por desgracia, sus sueños son difíciles de llevar a la práctica. Casi todos los nacidos este día se dejan llevar por sus deseos sin preocuparse por los asuntos prácticos, y o bien tienen un éxito asombroso o unos resultados modestos, más previsibles. Pero su idealismo siempre domina sobre el sentido de la realidad.
Incluso cuando estos individuos «fracasan», suelen sentirse satisfechos simplemente por haberlo intentado. Muchos de ellos opinan que «lo importante no es ganar o perder, sino cómo se juega». En consecuencia, los nacidos el 25 de julio se interesan por los motivos de las acciones y juzgan la pureza de las intenciones de una persona, en lugar de fijarse en lo que ésta ha conseguido. Como también se aplican este criterio a sí mismos, los padres nacidos este día no se preocuparán tanto por las notas de sus hijos como por sus esfuerzos y por el entusiasmo con que éstos realizan sus tareas.
El peligro también puede resultar atractivo para los nacidos el 25 de julio, que rara vez retroceden cuando se sienten amenazados. Estos individuos afrontan los problemas con valor y escuchan las críticas en lugar de eludirlas con excusas o solicitar la intervención de terceras personas. Si están convencidos de que tienen razón, se resistirán con coraje a cualquier clase de agravio, incluso a la tortura.
Aunque los nacidos este día tienen un código de honor y lo respetan, no suelen exigir a los demás que se ciñan a él. Tanto en sus palabras como en sus hechos aspiran a encarnar una filosofía personal de la vida. Para ellos el honor es un dios, y prefieren sufrir a romper la palabra dada. Esta cualidad admirable puede causarles desdicha o ponerlos en desventaja en el mundo imperfecto en el que vivimos. En consecuencia, deben aprender a ser tan indulgentes con sus faltas como lo son con las de los demás.
Los nacidos el 25 de julio suelen experimentar notables cambios de humor, pero tienen la fuerza interior necesaria para dominarse. De hecho, el autocontrol puede convertirse en una obsesión para ellos. Su actitud ante la vida no es distinta de la de un samurai que defiende valientemente su honor sin preocuparse por las recompensas materiales o por su vanidad. Sólo los más evolucionados de los nacidos este día son capaces de mantenerse centrados en el presente y valorar la experiencia cotidiana. Pueden necesitar años de evolución espiritual y experiencia para dejar de invertir sus energías en arremeter contra molinos de viento y comenzar a observar con objetividad lo que ocurre ante sus propios ojos. Pero nunca perderán (ni deberían hacerlo) su amor por la aventura y su deseo romántico de acometer grandes hazañas. En este sentido son una fuente de inspiración para familiares y amigos.

Sigue leyendo >>>

2 ideas sobre “Signo Leo: nacidos el 25 de Julio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *