26 de Febrero

El día de las grandes causas

Los nacidos el 26 de Febrero están enormemente dotados para motivar a los demás tanto emotiva como mentalmente. Su gran poder de percepción les permite comprender las distintas sensibilidades de los demás y conmoverlos hondamente. Aunque son muy dados a utilizar la ironía y la sátira, también pueden señalar los fallos de la gente y de las instituciones sociales aplicando un razonamiento crítico. Los más evolucionados se dedican a causas que benefician a sus prójimos, y a menudo despiertan en ellos el impulso de aprovechar las oportunidades de mejorar su condición material y espiritual.
Aunque son seres muy individualistas que con frecuencia se dedican a conseguir objetivos personales en solitario, tienen un efecto magnético en las personas que conocen. La mayoría de ellos no son dados a las demostraciones de afecto en público; se sienten más cómodos cuando la espontaneidad y la impulsividad surge de la otra persona. En su vida privada suelen ser serios, tranquilos y amantes de la paz, pero en el trabajo adoptan una personalidad más agresiva.
Como son capaces de herir profundamente con sus críticas y sus percepciones, deben tener en cuenta que pueden crearse enemigos y causar antagonismos. Aunque en ocasiones pueden ser muy autoritarios, particularmente como progenitores, rara vez son tan firmes y decididos como su apariencia sugiere, ya que son muy vulnerables a los reclamos emotivos y ceden con facilidad ante ellos. Esta indulgencia con sus amantes, su familia y sus hijos no está mal, pero sería deseable que también la aplicaran de tanto en tanto en el trabajo. Muchos tienen la mala costumbre de comportarse con suma seriedad e incluso con altivez, pero les convendría aligerar sus maneras de proceder y tomarse un poco menos en serio. Los más evolucionados logran aprender a reírse de sí mismos sin perder un ápice de dignidad ni de autoestima.
Dada su empatia, son capaces de hacer vibrar a quienes no conocen muy bien e incluso a quienes ni siquiera conocen (con sus obras y creaciones). Esta comunión con los demás y la posibilidad de compartir buenos sentimientos ocupan un lugar muy alto entre sus valores. Su felicidad puede ser inmensa cuando no necesitan explicarse porque su silencioso interlocutor lo ha entendido perfectamente.
Son muchos los nacidos este día que se sienten ajenos a la sociedad y que, en consecuencia, valoran mucho el hecho de ser aceptados. Al ser reconocidos social-mente por sus logros, generalmente inusuales, se ponen en contacto con la sociedad toda, pero es posible que cuando ocupan cargos de importancia o los asedian mucho por sus éxitos, deseen fervientemente volver a estar a solas con su trabajo.

Sigue leyendo >>>