Signo Géminis: nacidos el 3 de Junio

Los nacidos el 3 de junio necesitan comunicar sus ideas a los demás y normalmente lo consiguen a través del habla. No obstante, su vocabulario, es muy original, a veces tan sutil o irónico que resulta difícil de entender. Por otra parte, cuando se irritan, los demás los entienden demasiado bien y pueden ofenderse por su brusquedad. Los nacidos este día deben aprender a ser más lúcidos y diplomáticos al abordar a la gente.
El contenido de su discurso no es lo único excepcional; también lo es su verborrea. Los nacidos el 3 de junio pueden hablar por los codos cuando se animan, y a veces su interés sigue vivo mucho después de que el de su público haya decaído. Pero cuando sus oyentes están involucrados en el tema escogido, los nacidos este día tienen la energía necesaria para retener su atención.
En general, los nacidos este día son intransigentes, y tanto si defienden el sistema establecido como si están en su contra, son igualmente aparatosos al defender o proclamar sus puntos de vista. Por eso se enzarzan fácilmente en debates o discusiones, y a menudo dan a conocer sus opiniones abiertamente, aunque nadie se las pida. Nunca o casi nunca ceden en una discusión.
Los nacidos el 3 de junio dan supremacía a la razón y son rápidos de reflejos, pero en caso necesario saben aprovechar su presencia física para imponer sus puntos de vista. Aunque tanto los hombres como las mujeres suelen ser más seductores que avasalladores, unas veces defienden sus ideas con argumentos lógicos y otras se limitan a dar órdenes concisas y terminantes. De hecho, pueden convertirse en auténticos tiranos cuando se excitan por una cuestión polémica. En tales casos, es preferible esperar a que se enfríen a enfrentarse a ellos de inmediato.
Si algo respetan estos individuos es un argumento bien meditado y expuesto, estén o no de acuerdo con él; un hecho que deberían tener muy presente aquellos que pretendan persuadirlos de algo. Sin duda alguna, los nacidos este día reaccionan mejor a las caricias que a los puños, y hasta es posible sobornarlos con sus placeres favoritos si se los aborda con tacto.
Los nacidos este día combinan el ingenio con la ironía o el sarcasmo. Cuando están enfadados sus palabras son filosas como navajas y pueden herir con facilidad los sentimientos ajenos. A menudo no son conscientes de la magnitud de este poder y en consecuencia no comprenden las reacciones de sus seres queridos.
El peor castigo para los nacidos este día es que no se les haga caso. El silencio y la distancia son armas eficaces contra ellos, aunque deben usarse con cautela, pues sus reacciones pueden ser más violentas de lo previsto. Los nacidos el 3 de junio tampoco aceptan de buen grado que los menosprecien y suelen contraatacar con la rapidez y la furia de un rayo.

Sigue leyendo >>>