4 de Octubre

El día de los incorregibles

A diferencia de la mayoría de la gente, los nacidos el 4 de octubre viven y se comportan como quieren. Aunque a menudo parecen afables y encantadores, ocultan una faceta dura, adquirida como consecuencia del trato con un mundo imperfecto. De este fondo realista, determinado por la necesidad de supervivencia, surge una perspectiva irónica, un aguzado sentido del humor y una visión sarcástica del mundo.
A los nacidos este día les gusta que las cosas fluyan sin obstáculos, pero indudablemente en la dirección que ellos han escogido. Son capaces de ejercer su autoridad con sutileza, por lo que pueden ser jefes sin parecerlo. Ésta es una cualidad engañosa, ya que aunque parezcan tranquilos y tolerantes durante la mayor parte del tiempo, son implacables si se pone en entredicho su autoridad. De cualquier modo, los demás los verán como personas encantadoras y conciliadoras.
Los nacidos este día tienen una visión original, incluso excéntrica, del mundo. Sin embargo, cuando comparten sus ideas con los demás, casi siempre son aceptados, apreciados e incluso amados por su idiosincrasia. Quizá esto se deba a que disfrutan del contacto con la gente y aprovechan todo lo que la sociedad puede ofrecerles. En este sentido son personas profundamente humanas que mantienen un estrecho vínculo con sus semejantes. Rara vez se comportarán como snobs, aunque se muevan en círculos selectos o respiren el aire enrarecido del éxito.
Los nacidos este día se sienten atraídos por el peligro, al que no ven como la mayoría de la gente (amenazador y negativo). Para ellos las situaciones peligrosas son causadas por la imprudencia. Naturalmente, corren riesgos, pero ya sea que escalen montañas, practiquen submarinismo o ala delta, se entrenan debidamente y toman las precauciones necesarias, casi siempre con buenos resultados.
Estos individuos se enorgullecen de su familia. Cuando no tienen hijos, se convierten en el tío o la tía favoritos, y siempre son esposas o esposos devotos. A pesar de ser muy sociables, no les molesta la soledad, siempre y cuando la hayan elegido libremente. Prueba de ello es que demuestran una gran capacidad de concentración cuando trabajan solos.
Uno de los problemas de los nacidos el 4 de octubre es que no son lo bastante ambiciosos y aman el placer, las comodidades y la facilidad. De hecho, tienen buen gusto y les encanta rodearse de cosas hermosas. Cuando carecen del empuje necesario para progresar en el mundo, necesitan un estímulo que los impulse a esforzarse. Las discapacidades físicas, los obstáculos, el rechazo en el lugar de trabajo o la aparición de una figura de autoridad tiránica pueden hacer que afloren sus instintos de lucha.

Sigue leyendo >>>