7 de Octubre

El día del desafío

Los nacidos el 7 de octubre tienen una fuerte tendencia rebelde que tarde o temprano aflora en su vida. Están firmemente convencidos de su sistema de valores, que casi siempre difiere del de la sociedad en que viven. Su necesidad de protestar a menudo va acompañada de un deseo de cambiar las cosas, según ellos para mejor. En consecuencia aspiran a ocupar una posición de autoridad que les permita realizar dichos cambios. Rara vez son ambiciosos por razones personales, pues sólo desean el poder para hacer realidad sus ideales sociales.
La actitud crítica de los nacidos este día no siempre es evidente a primera vista, ya que tienen una apariencia afable y encantadora. Parecen vivir en el centro de su drama personal; sin embargo, poco tiempo después pondrán de manifestó sus opiniones agudas y perspicaces. Dicen lo que piensan sin irse por las ramas, aunque casi siempre con una gran dosis de sentido del humor y cierto grado de tacto. Dado que conocen bien los mecanismos de la mente humana, son capaces de intuir los mecanismos psicológicos de un individuo en una situación determinada. No suelen perder tiempo en justificar su conducta; sencillamente siguen adelante y hacen lo que les parece más apropiado.
Por lo tanto, los nacidos este día son muy resueltos y pueden causar dificultades cuando entran a formar parte de una organización. Aunque el grupo encarne los ideales en los que ellos creen, estos individuos querrán definir su papel dentro de él, y como sus principios y estrategias pueden estar en proceso de evolución, es posible que se les presenten conflictos relacionados con el liderazgo, la cooperación y la lealtad.
Otro problema que se les presenta a menudo es la disyuntiva entre la conducta moral e inmoral. Estos individuos no son amorales, pues cuando pecan lo hacen con plena conciencia. Pero en su mundo de reglas cambiantes, es probable que no tengan una idea clara de lo que está bien o mal. Por lo tanto, deben evitar mitificar la rebeldía y condenar a los que defienden el orden establecido, pues es probable que en el futuro lleguen a comprender la posición de estos últimos.
Los nacidos el 7 de octubre a menudo piden que se los deje solos. Sin embargo, aunque se vean a sí mismos como solitarios o deseen serlo, el destino parece empujarlos una y otra vez hacia los seres humanos. Pero dado que las personas más convencionales los consideran ovejas descarriadas es probable que sean injustamente excluidos de la sociedad. En consecuencia, deben tratar de ampliar sus contactos sociales y relacionarse no sólo con aquellos a quienes respetan, sino también con personas con las que puedan compartir afecto e intimidad.

Sigue leyendo >>>