8 de Marzo

El día del inconformismo

Los nacidos el día 8 de Marzo son individuos frecuentemente incomprendidos que deben hacer las cosas a su manera. Ya sea en sus puntos de vista, en el estilo de vida, en la manera de expresarse o en la apariencia personal, son inconformistas de alma que a menudo están de uñas con el statu quo.
Aunque sean amantes de la tradición y expresen veneración por las culturas de la antigüedad, necesitan romper los vínculos con sus orígenes, a veces con violencia y otras con pena, para llegar a ser individuos por derecho propio. Sin embargo, es frecuente que no tengan que hacerlo por cuenta propia, ya que los demás suelen rechazarlos por su carácter crítico y sus dificultades emotivas. Pero lo hagan como lo hagan, ya cuando rondan los veinte años saben que es probable que su vida sea tormentosa y solitaria.
Su entusiasmo por la vida es enorme, pero por mucho que lo intenten rara vez son aceptadas sus ideas y su forma de vivir. Esto se debe a su vehemencia y a que sus puntos de vista son demasiado firmes e individualistas, y también a que quizás constituyen un desafío a los valores de la sociedad. Como son iconoclastas, tienen una faceta rebelde y agresiva que no les gana adeptos, así como tampoco inspira confianza su inestabilidad.
Son profundamente leales como amigos, aunque quienes sean distinguidos con su amistad decubrirán que exigen para sí el mismo grado de lealtad.
Los nacidos este día son excelsos actores. Si lo desean, pueden mantener durante años el mismo trabajo sin llamar la atención, e incluso ser pilares de la sociedad y del statu quo, pero entre bambalinas trabajarán en pro del cambio y el progreso, y aunque asuman una postura convencional, tal vez por su seguridad financiera o política, encontrarán la manera de expresar su extravagancia en la vida personal.
Es frecuente que los nacidos este día tengan un fuerte magnetismo. Son capaces de ejercer un poder casi hipnótico sobre ciertos individuos gracias a su fuerza mental y a su encanto e intuición. Cuando son jóvenes, su energía es a menudo volátil y descontrolada, pero a medida que maduran adquieren un dinamismo más sutil e hipnótico. Aunque en su juventud no son plenamente conscientes de esos poderes, ni capaces de ejercerlos, es frecuente que con el tiempo desarrollen habilidades para-psicológicas que podrán utilizar mejor gracias a su madurez. Por ser tremendamente apreciativos de todo aquello tocado de grandeza, pueden llegar a maravillarse ante las muestras de gracia, poder y belleza, e incluso a venerarlas.

Sigue leyendo >>>