Lady Di

Lady DiUnas horas después de la muerte de Lady Di en París, el 31 de agosto de 1997, las listas y chats de Internet que se ocupan de la astrología estaban, literalmente, hirviendo.
Su carta natal y los tránsitos que la afectaban iban y venían en todas direcciones por la autopista de la información. Cada astrólogo tenía su propia opinión acerca de los movimientos celestes que habían provocado el accidente. Algunos de ellos centraban su atención en los aspectos que indicaban claramente que en el accidente estaban involucrados el alcoholo las drogas. Otros astrólogos señalaban los aspectos que mostraban los detalles de su relación con la familia real. Algunos especulaban sobre si detrás de todo ello se hallaba una conspiración debido a su relación con Dodi Al Fayed. En The Mountain Astrologer, una revista muy respetada en el ámbito astrológico, un especialista escribió: «A su muerte, Neptuno hacía una conjunción exacta con su Saturno natal, mientras que Urano estaba en conjunción con Júpiter, el regente de la carta. Neptuno disolvió la estructura y Urano, tan repentino como suele ser, la liberó».
Para un astrólogo, este lenguaje es clarísimo: describe de forma precisa los movimientos celestes que afectan a la vida física. Pero, ¿qué es lo que el significan estas palabras exactamente? En otro artículo sobre la muerte de Diana, un astrólogo señaló que el planeta Venus, en la carta natal de Diana, estaba conjunto a Caput Agol, una estrella fija situada a 25 grados de Tauro. A esta estrella se la conoce como «la maléfica», y tiene relación con la muerte violenta. En la carta de Diana, está situada en su casa quinta, la de los hijos. Como mínimo, esto sugiere que al divorciarse, ella perdería sus hijos. Pero, como escribió Dawne Kovan, «la trágica realidad es que fueron sus hijos quienes la perdieron a ella».
Kovan aún va más allá al examinar el rol primordial que jugaron los eclipses en la vida de Diana. Su boda con el príncipe Carlos sucedió en el intervalo de dos días a un eclipse solar; el príncipe Guillermo nació durante un eclipse; la separación de Diana fue anunciada por un eclipse lunar; y ella murió a menos de veinticuatro horas de un eclipse solar, que tuvo lugar el 1 de septiembre de 1997.
Todo esto es tan fascinante como la propia vida de Diana. Pero lo esencial es que es bastante fácil hallar los significadores de la muerte en una carta después de que ésta haya sucedido, pero es casi imposible predecirla antes de que suceda. Se dice que el astrólogo Grant Lewi predijo su propia muerte, pero no sabemos si quien habló fue la astrología o la voz de su intuición.
¿Qué le podría haber dicho a la princesa Diana su astróloga? En el mejor de los casos, ella le podría advertir de que ciertas configuraciones celestes que estaban tomando forma en los cielos podrían ser peligrosas para ella. Podría haber advertido a la princesa de que tuviese cuidado en la carretera, que se asegurase que sus chóferes no tomasen drogas y estuviesen sobrios cuando la llevaran en el coche. Podría habérsele aconsejado que no se moviese de su casa en determinadas fechas. Pero, como vemos, la mayoría de estos consejos son sencillamente de sentido común. Es dudoso que la astróloga de Diana le dijera que podría morir en los días próximos al eclipse solar del 1 de septiembre de 1997. Y es dudoso porque la mayoría de astrólogos actuales creen que el libre albedrío del individuo gobierna sobre lo que está escrito en la carta astral.

2 ideas sobre “Lady Di

Responder a Conchita Gil Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *