El número maestro 22

El maestro místico. El constructor

Desea construir y enseñar a diseminar amor y luz por el mundo. Impulsa a construir una estructura que contenga las verdades eternas. Se abre paso gracias al trabajo del número 11.
Está llamado a realizar grandes obras que sirvan a la humanidad, proyectos ambiciosos y de gran amplitud, tienen la posibilidad de trabajar a un nivel concreto, con estrategia y resistencia, para construir propósitos elevados. Trabaja en conjunto con el 11, en el sentido de que el 11 destruye y renueva, deja el espacio libre para una nueva construcción. La labor de este número maestro prepara el terreno, a su vez, para la delicada energía del 33, que encama el amor universal.
Astrológicamente, el número 2 se vincula con la Luna, satélite natural de la tierra, que recibe la luz del Sol (esto sella el vínculo de ambos números maestros, como decíamos en el párrafo anterior). Simbólicamente, el 22 concentra la energía de dos lunas, la emoción como motor para avanzar, progresar, la posibilidad de captar las emociones del otro. La esencia de este número es el 4, vinculado a Saturno, que es el planeta de la forma, la estructura, la concreción, por ello este número tiene esas cualidades.
Este doble dígito 2 necesita equilibrar sus aspectos emocionales, para evitar vivir conflictos psicológicos que puedan llevarlos a conflictos afectivos y vinculares. Hay también una gran necesidad de equilibrar su energía física (4) que debe ser bien utilizada. Este Número Maestro necesita canalizar sus potentes energías para no tensionarse o deprimirse, ya que su punto débil es lo emocional.

Una idea sobre “El número maestro 22

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.