El Diablo

Simbología

Lucifer. Mefistófeles. Satán. El Príncipe de las Tinieblas. Le llamemos como le llamemos, el Diablo es nuestro símbolo de lo malo e indeseable. Desde nuestra perspectiva humana, vemos el mundo como una batalla entre la luz y la oscuridad. Queremos vencer al mal para que pueda prevalecer el bien. De hecho, el bien y el mal no se pueden separar, igual que no se puede separar la sombra de su origen. La oscuridad simplemente es la ausencia de luz, y la provocan los errores que ocultan la verdad. El Arcano Mayor 15 nos muestra esos errores.
El primero es la ignorancia: desconocer la verdad y no darnos cuenta de que no la sabemos. El segundo es el materialismo: creer que no hay nada aparte de lo físico. Como seres espirituales, anhelamos lo Divino, pero perdemos contacto con esa fuente de la verdad si confiamos sólo en nuestros sentidos. También está la desesperanza, que nos priva de nuestra alegría y nuestra marcha hacia la luz.
Tradicionalmente, el Diablo representa el mal, pero en una lectura del Tarot no tiene este significado tan sobrecogedor. Esta carta te hace saber que estás atrapado en una situación poco beneficiosa e improductiva. Es posible que haga referencia a tu desconocimiento de algo: ignoras la verdad y sus implicaciones. Tal vez estés obsesionado con una persona, idea, sustancia o pauta que sabes que es mala para ti (o quizá no). A veces esta carta refleja tu propio negativismo, que te ha hecho dudar de ti y de tu futuro. Solemos cometer muchos errores en la vida. La carta 15 nos permite saber cuándo son lo suficientemente graves como para precisar atención. Cuando te salga la carta del Diablo, examina tus suposiciones con cuidado. Asegúrate de que no estás actuando a partir de una imagen falsa de ti mismo y de la situación. Aférrate a la visión más buena que tengas de ti.

Adivinación

Centrarse en lo MATERIAL, dejarse llevar por las apariencias, creer sólo en lo físico, olvidar lo espiritual, ganar y gastar, satisfacer en exceso los sentidos.
Sentir DESESPERANZA , temer lo peor , desesperarse , carecer de fe , ver el mundo como un lugar frío e inhóspito, pensar de manera negativa , prever un futuro desalentador, dudar.
Experimentar ESCLAVITUD, aceptar una situación no deseada, estar obsesionado , sentirnos atrapados contra nuestra voluntad, perder independencia , permitir que nos controlen , estar esclavizado por una adicción , someterse a otra persona.
Mantenerse en la IGNORANCIA , no ser consciente , actuar en una esfera limitada , experimentar limitaciones , permanecer en la oscuridad , temer a lo desconocido , dejarse impresionar por las apariencias.
Revés: Situación autodestructiva. Maldad, locura, suicidio, autodestrucción psíquica y mental.
Relaciones entre arcanos:
El Diablo y el Loco invertido: locura peligrosa.
El Diablo y la Luna: maleficios.
El Diablo junto a la Torre: ideas suicidas.
Cartas opuestas: algunas posibilidades
La Estrella: esperanza, fe, optimismo.
Cuatro de Bastos: libertad, liberación.
Seis de Copas: buena voluntad, inocencia, alegrías simples.
Diez de Copas: alegría, paz, bendiciones.
Cartas de refuerzo: algunas posibilidades.
Siete de Copas: desenfreno, disipación.
Ocho de Espadas: confusión, restricción.
Nueve de Espadas: desesperación, falta de alegría.