La Rueda de la Fortuna

Simbología

En la mitología griega hay tres mujeres conocidas como las Parcas. Son las responsables de decidir el destino de cada persona en el momento de su nacimiento. No es de extrañar que las Parcas sean hilanderas, pues la Rueda de la Fortuna es una imagen apta para los giros esquivos del destino de un ser humano. Éste es el tema de la carta 10.
La Rueda de la Fortuna es uno de los pocos arcanos mayores que no cuentan con una figura humana como punto central. Se debe a que su centro se encuentra por encima del terreno humano: se halla en los niveles superiores (nubes), donde los destinos de todos nosotros se tejen en el tapiz de la vida. El Tarot reconoce que cada persona establece su propio camino en la vida, pero además está sometida a ciclos más amplios. Experimentamos sucesos fortuitos que parecen casuales, pero forman parte de un plan mayor.
En las lecturas, la Rueda de la Fortuna puede indicar una visión o comprensión que se impone con gran fuerza. Si te has estado enfrentando a un problema o una situación difícil, esta carta podría indicar que encontrarás la respuesta si te paras a contemplar las cosas desde una perspectiva más amplia.
La Rueda de la Fortuna también representa encuentros inesperados y giros del destino. No puedes prever las sorpresas; te das cuenta únicamente cuando hay una girando a tu alrededor. De hecho, la carta 10 a menudo sugiere acciones parecidas a una rueda: cambios de dirección, ciclos que se repiten y movimiento rápido. Cuando te llegue la energía de la Rueda de la Fortuna, sentirás que la vida cobra velocidad. Te encuentras en medio de un ciclón que puede dejarte en cualquier lugar. «Vueltas, vueltas y más vueltas da, pero nadie sabe dónde parará.»

Adivinación

Tener un sentido del DESTINO, aprovechar lo que nos ofrece el azar, ver cómo se entretejen los hilos de la vida, sacar partido de algo fortuito, estar abierto a la suerte, percibir la acción del destino, ser testigo de milagros.
Percibir MOVIMIENTO, experimentar un cambio, sentir que el ritmo de la vida se acelera, verse involucrado en algo nuevo reintegrarse a la actividad implicarse.
MOMENTO DECISIVO, transformar, ir en una dirección diferente, dar la vuelta a las cosas, experimentar un cambio de fortuna, alterar el curso presente, verse sorprendido por un cambio, de los acontecimientos.
Tener una VISIÓN PERSONAL, ver la conexión que hay entre todo, ser más consciente descubrir pautas y ciclos expandir nuestra visión de la vida, tener una perspectiva más amplia, descubrir nuestro papel y nuestro objetivo.

Relaciones entre Arcanos

La Rueda de la Fortuna junto a la Luna: cambios muy favorables.
Cartas opuestas: algunas posibilidades
Dos de Espadas: estar atascado, en un punto muerto.
Cuatro de Espadas: calma, silencio, ritmo lento.
Cuatro de Oros: bloqueo en los cambios, falta de movimiento.
Siete de Oros: valoración antes de un cambio de dirección.
Cartas de refuerzo: algunas posibilidades.
Ocho de Bastos: ritmo y desarrollos rápidos.

Tarot

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.