La astrología en el Renacimiento

La astrología gozó de una enorme popularidad duran­te el Renacimiento, aunque fue precisamente enton­ces cuando comenzó a ser cuestionada por algunas figuras aisladas, que decidieron rebelarse contra buena parte de los mitos heredados de la Edad Media.

En pleno siglo XIV, mientras se propagaba la temida peste en Padua, Francesco Petrarca, preludiando una polémica que ha llegado hasta hoy, exclamó: «Dejad libre el camino de la verdad y de la vida […] los globos de fuego no pueden hacer de guías […] las almas virtuosas, confiadas a su sublime destino, reciben la iluminación de una luz interior más hermosa.

No tenemos necesidad, iluminados por tal rayo, de astrólogos embaucadores ni de truhanes profetizadores que a sus crédulos secuaces limpian de oro las arcas, llenan los oídos de patrañas, entorpecen con errores el juicio, y la vida presente turban y entristecen con nugatorios temores de lo por venir».

Sin embargo, casi setecientos años después, la fe en el poder de las estrellas sobre el destino individual continúa todavía vigente para muchos. ¿A qué se debe la indudable atrac­ción del hombre a través de la historia por esa «ciencia del cielo», designada comúnmente con el nombre de astrología?

Volver a Historia de la Astrología

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.