Marte

Marte: la energía

Expresión dinámica, agresividad, individualismo, impulso sexual, acción. Marte rige nuestra energía de supervivencia y la forma que toma esta energía en el proceso de individualización; en especial en las rela­ciones amorosas.

Un Marte débilmente situado en la carta de una mujer puede hacer que sea demasiado pasiva y sumisa en las relaciones amo­rosas; especialmente si su pareja tiene a Marte fuertemente situado.

Marte rige a los atletas y las competiciones. El auténtico individuo marciano busca llegar al límite de lo que puede dar y luego sobrepasar ese límite. Rehúsa comprometer su integridad siguiendo los planes de otros. No se compara con los demás ni quiere dominar ni ser dominado. Simplemente quiere ser libre para seguir su propio camino, sea cual fuese.

La energía del planeta Marte puede ser tanto constructiva como destructiva, depende de cómo se canalice. La rabia, la violencia y la brutalidad pueden manifestarse cuando esta energía está mal canalizada. Cuando la canalización es la adecuada, la energía de Marte se manifiesta como vigor y éxito.

Marte orbita al Sol en 687 días. Pasa entre seis y ocho semanas en cada signo. Cuando está retrógrado, se queda en un signo por unos dos meses y medio. Como dios de la guerra, Marte gobierna a los militares. Rige el signo de Aries y es el corregente de Escorpio. Sus casas naturales son la primera y la octava.

Rige la cabeza, la musculatura en general y los órganos se­xuales -en concreto, los masculinos-, el ano, los glóbulos rojos y la hemoglobina sanguínea.

Volver a Los planetas y sus características astrológicas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.