Saturno transitando la Casa I

El Ascendente simboliza la forma en que nos presentamos ante los demás, es decir, cómo actuamos cuando damos lo mejor de nosotros mismos. Puede indicar cómo funcionamos cuando estamos trabajando, así como la impresión que podemos causar en aquellos que nos rodean. También puede proporcionarnos alguna indicación con respecto a la forma en que somos tratados por el resto de la gente. El Ascendente simboliza nuestro físico, nuestro aspecto exterior, es decir, la armadura que nos protege cuando nos empeñamos en ocultar la vulnerabilidad del signo en el que tenemos situado a nuestro Sol y a nuestra Luna.
Cuando Saturno cruza el Ascendente, nos aporta un tipo de energía cristalizada que nos obliga a mostrarnos consecuentes con nosotros mismos. Utilizando un orbe de aplicación de diez grados, Saturno tardará alrededor de un año en formar una conjunción exacta con vuestro Ascendente. Durante el transcurso de este año, seguramente os sentiréis impedidos o limitados cada vez que vuestra conducta sea inmadura. Saturno es un símbolo muy serio y aporta una nota de seriedad a cada nuevo inicio. Indica que ahora ya podemos tomar más en serio todo lo que digamos o hagamos y empezar a hacer aquellas cosas en las que realmente creamos.
Si no os habéis comportado con la suficiente madurez, Saturno desempeñará el papel de «Policía Cósmico» y os «detendrá» una o dos veces. Sobre todo, cuando Saturno forme una cuadratura o una oposición con el Ascendente os pondrá en vuestro lugar porque, sin duda, os lo habréis merecido. Si aprendéis a escuchar el mensaje de Saturno, podréis evitar cualquier desastre potencial, ya que Saturno simboliza al maestro al mismo tiempo que también simboliza a la parca. El Universo no es estadístico, simplemente es realista y si os mostráis dispuestos a escuchar a la Madre Naturaleza, aprenderéis muchísimas cosas de un tránsito de Saturno-Ascendente.
Si os habéis estado haciendo el remolón, si permanecéis anclados en el pasado o si os habéis comportado de forma irresponsable con respecto a vuestra profesión o a vuestra vida personal, Saturno os enviará un mensaje.
Podréis iniciar este tránsito con problemas, impedimentos y obstáculos e incluso con personas muy poco dispuestas a cooperar. Si os enfrentáis a los problemas por los que estáis pasando con la pregunta: ¿qué es lo que debo aprender de este mensaje?, podréis comprender cuáles son los aspectos en los que debéis cambiar. Pero, si no lo aprendéis, los muros se harán cada vez más altos y los obstáculos seguirán aumentando hasta que llegue un momento en el que ya no podréis ni moveros.
El tránsito de Saturno sobre el Ascendente os proporciona la oportunidad de reconstruiros desde el interior hacia el exterior. Os proporciona la oportunidad de tomaros más en serio. Puede significar un cambio de carrera o de trabajo, un cambio en vuestra forma de enfocar la vida, una oportunidad de volver a determinar ideas, objetivos y actitudes. Este puede ser el principio de un nuevo interés, el principio de algo. Este tránsito puede indicar un cambio muy serio en vuestras vidas.
Algunas personas se casan bajo la influencia de Saturno, otras se convierten en padres, otras recuperan su soltería. Este puede ser un período realmente interesante, pero también implica cambios muy serios y exentos de frivolidad. Decisiones tan importantes como la de casarse no deberían ser evitadas puesto que, ahora, estáis empezando a tomaros en serio a vosotros mismos. Las personas que se casan durante este tránsito no se toman sus votos a la ligera ni se casan sin pensarlo.

Volver a Los tránsitos de Saturno

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.