Significados derivados de la Casa I

Examinemos ahora los significados “derivados” del Ascendente y de su extensión (casa I); ya sabemos que la casa nace de la división de la esfera celeste en doce sectores y que esta división se superpone a los signos zodiacales a partir del punto surgente (Ascendente); por lo cual, además de sus significados clásicos, puede tener otros derivados del conteo en sentido contrario al de las manecillas del reloj, y que serán diferentes de los significados de la casa que, de vez en vez, se tome como punto de partida. El astrólogo que más profundizó en el estudio de las interpretaciones de las casas derivadas fue E. Picard: él obtenía resultados asombrosos. Los que quieran seguir su método, deberán considerar los aspectos de las cúspides, es decir los aspectos astrológicos que los planetas forman con la cúspide de las casas. Este método de trabajo funciona sólo con la utilización de la domificación placidiana (creada por Plácidus de Tito, monje benedictino de la Abadía de Nonantola, quien vivió desde 1603 hasta 1668; profesor de matemáticas en la universidad de Pavia, perfeccionó el sistema de domificación en 1657).
• La primera casa, que es la tercera partiendo desde la undécima, tomando a esta undécima como la del Ascendente, nos informará acerca de la correspondencia epistolar entre el sujeto y sus amigos, además de los viajes breves que él cumple en compañía de sus amistades.
• Como cuarta casa partiendo de la décima, indica también la herencia física y espiritual que el individuo recibe de la madre de su padre (abuela paterna).
• Como novena casa partiendo de la quinta, indica las opiniones políticas o espirituales, además de los itinerarios de ¡os eventuales viajes al exterior de los hijos del individuo.
• Como décima casa partiendo de la cuarta, aclara las ambiciones que el sujeto hereda espiritualmente de su madre y también indica cuál es la profesión vocacional de su madre.
• Como casa undécima partiendo de la tercera, nos informa sobre los amigos de los hermanos y hermanas del sujeto.

Volver a La Casa I

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *