Signos del Zodiaco y anatomía

anatomía y signos del zodiaco
Según cita el astrólogo Andrew Thompson, la tradición astrológica atribuye una correspondencia anatómica para cada signo zodiacal.

A pesar de esta aparente simplicidad, enseguida podemos reconocer cómo las partes del cuerpo regidas por cada signo señalan zonas sensibles relacionadas con nuestro Sol o con nuestro Ascendente, que son más susceptibles de trastornos cuando hay un desequilibrio energético.

La correspondencia zodiacal con la anatomía sigue un patrón muy simple, pues se inicia en la cabeza con Aries y va descendiendo hasta llegar a los pies regidos por Piscis, y conocerla puede ser de utilidad, para poner la atención y cuidar esas partes sensibles.

Las regencias anatómicas más consensuadas que rigen los signos son:

• ARIES: Cabeza. Cara. Ojos. Cerebro.
• TAURO: Garganta. Nuca. Cerebelo. Mandíbula inferior. Paladar.
• GÉMINIS: Pulmones. Hombros. Brazos. Manos. Nervios.
• CÁNCER: Estómago. Pecho. Senos.
• LEO: Corazón. Columna vertebral. Espalda.
• VIRGO: Intestino delgado. Abdomen.
• LIBRA: Ríñones. Vejiga. Región lumbar.
• ESCORPIO: Órganos genitales. Intestino grueso. Ano. Nariz.
• SAGITARIO: Caderas. Muslos. Nalgas.
• CAPRICORNIO: Articulaciones (rodillas en especial). Piel. Cabellos. Huesos.
• ACUARIO: Pantorrillas. Tobillos.
• PISCIS: Pies.

Volver a Astrología y Salud